Sábado, 10 diciembre, 2016

Barça: de més que un club a un ‘update’
Barça: de més que un club a un ‘update’

Barça: de més que un club a un ‘update’

El Barça es ‘més que un club’, se decía tiempo atrás. Una forma de ‘fer país’, de defender Cataluña, de predicar lo propio, de construir una atmósfera común. Creo que, retintines aparte, todos hemos estado de acuerdo en eso. El tiempo informático que vivimos ha ido creando una traducción de ‘aquello’ en un ‘update’, una actualización de un modelo que funciona. No quiere decir eso que Guardiola maneje un ordenador en el que si pone la palabra Ibrahimovic e introduce los pros y los contras aparezca inmediatamente la solución: puerta y que se vaya al Milán, a ver si chincha al Madrid. Pero sí quiere decir que en el Barça hay una lógica.

Un sistema lógico que implantó Cruyff cuando estuvo como entrenador y que tiene que ver no sólo con el dibujo geométrico que más frecuentemente practica el equipo, sino también con qué cosas son importantes y no, cuáles son tolerables o no. Un modelo que permite incluso equivocarse en los fichajes, porque enseguida detecta el error y lo denuncia. Un modelo que, por cierto, denuncia que fichar no es muy buena costumbre. Incluso que es un viejo vicio, en el que el Barça, metido en la maraña de los clubes y arrastrado por el ‘donde fueres, haz lo que vieres’, suele incurrir. Casi siempre con resultados indeseables, como se sabe.

La responsabilidad de Mourinho es recrear en el Madrid un sistema lógico propio, un ‘update’ que quede en herencia para los sucesores. Algo que saque al Madrid de ese errar de Valdano a Capello, de Queiroz a Camacho, de Luxemburgo a López Caro, de Schuster a Pellegrini. El Madrid lo tuvo, por cierto. Yo lo conocí, y muchos de ustedes, si tienen edad para ello, también. No se llamaba ‘update’, porque entonces no había informática, pero existía. Está en el recuerdo de muchos y en la aspiración de tantos otros, que han oído hablar de ello, pero no llegaron a conocerlo. Redescubrir aquello o reinventar algo mejor. Ese es el desafío de Mourinho.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts