Viernes, 9 diciembre, 2016

El socio 12.556 sigue siendo socio
El socio 12.556 sigue siendo socio

El socio 12.556 sigue siendo socio

BIEN RODEADO. El actual presidente del Barça decía en su prospecto electoral la siguiente frase: “Soy Sandro Rosell, socio número 12.556, soy socio, quiero ser presidente y seguir siendo socio”. Todavía no han pasado los cien días que suele concederse a cualquier cargo electo antes de juzgar sus primeras actuaciones pero ya podemos apreciar cuál será su manera de proceder y su estilo al frente del club. A diferencia de Laporta, Rosell delega mucho más. Podríamos decir que ha optado por un modelo menos presidencialista y que prefiere mantenerse en un segundo plano. No hace declaraciones, no presenta a los jugadores e incluso cede protagonismo en los viajes del equipo. Rosell sigue siendo socio y no actúa sólo como presidente.

Superar esos primeros días al frente del club sin perder la cabeza en ningún instante no es fácil. Por mucha experiencia que tuviera en su anterior etapa como vicepresidente nada tiene que ver con ser el máximo mandatario del club. Decía un conocido político independentista catalán que es más importante ser presidente del Barça que de la Generalitat. Diría yo que son cosas distintas pero lo cierto que en Catalunya, en España, en Europa y en el mundo ya es más conocido Rosell que el propio Montilla… Así que para ocupar este cargo hay que estar preparado y, a la vez, tener buenos compañeros de viaje.

Transcurridos dos meses al frente del Barça, Rosell no ha dado ninguna muestra pública de que se le ha subido el cargo a la cabeza y eso es positivo. Por delante le quedan seis años pero hay que valorar el proceder de estos primeros días. Rosell quiere ser el presidente de todos y para eso, como decía en campaña, tiene que seguir siendo y pensando como un socio más.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts