Martes, 6 diciembre, 2016

Mou, con dos menos
Mou, con dos menos

Mou, con dos menos

Andres Iniesta salió ovacionado de El Sardinero. Lo aplaudieron los barcelonistas y los aficionados del Racing. Fue el particular homenaje al hombre que marcó un gol que valió un campeonato del mundo. Iniesta y su fútbol es extrapolable al FC Barcelona. Es el espectáculo de la humildad con talento.

No hay que hacer 200 bicicletas humillantes para superar a un rival, basta con un toque inteligente o con un pase. El fútbol del Barça es tan impresionante porque es sencillo. El mejor futbolista del mundo es el más vertical, los mejores centrocampistas juegan a dos toques y los sensacionales defensas construyen el juego desde atrás. Todos, cuando no tienen el balón, pelean para recuperarlo Y, como ayer, cuando Valdés detiene un penalti lo abrazan como si hubieran ganado un Mundial en la tanda de penas máximas.

Ayer, el Barça cumplió el guión ideal que se podía haber escrito en la previa. Messi, el número uno, abrió el marcador; Iniesta, el nuevo héroe de la selección, aumentó la ventaja; Valdés detuvo un penalti que no fue y Villa cerró con dos goles (sólo uno subió al marcador) el adiós de Ibra, sin dejar abierto ningún daño colateral. El Barça B de Luis Enrique venció el sábado en campo del Celta y el Barça femenino conquistó la Copa Catalunya en un fin de semana completo para el barcelonismo.

Sólo faltaba que el Madrid no ganara en Mallorca. El club de Serra Ferrer empató al Realísimo y Mourinho ya va, en la primera jornada, a menos dos. Jugando once contra once. Mou ya tiene una cosa clara: no tiene que preocuparse del FC Barcelona, tiene que hacerlo del Madrid. A él que le gustan los números, ya va dos menos

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts