Jueves, 8 diciembre, 2016

Ibra se quedó sin cadabra
Ibra se quedó sin cadabra

Ibra se quedó sin cadabra

Mascherano es un gran fichaje para el Barça. No es un centrocampista creativo ni especialmente ofensivo, pero es un sensacional recuperador que sabe dar salida a la pelota de forma fácil y rápida. El argentino tiene una gran virtud: siempre ha triunfado en todos los clubs a los que ha ido y ha sido una de las piezas importantes del engranaje del equipo.

Ibra, en cambio, no ha salido especialmente bien de los equipos en los que ha estado. Posee un ego muy alto, perdonable en un delantero centro, y un mal agente. Su primer año en el FC Barcelona no ha sido tan malo como lo han querido vender. Logró 21 goles y realizó una muy buena primera parte de la temporada, con goles decisivos en Champions y ante el Madrid, cuando se le llamaba ‘Ibracadabra’, pero bajó su rendimiento tras la lesión.

Los que creímos que Ibra podía aportar cosas nuevas al Barça, cosas que el equipo no tenía, como un boya que bajara balones, muchos centímetros para marcar de cabeza o un tipo grande y hábil como referente en el eje, andamos ahora algo huérfanos de argumentos. ¿Sin Ibra el Barça ya no necesita esas cosas? Eso significaría que tampoco las necesitaba antes. Cada vez está más claro que el objetivo de la pasada temporada era que se fuera Eto’o más que viniera Ibra.

Guardiola no lo quiere y eso es suficiente para que el sueco se aleje del Camp Nou. Falta saber cuál es la causa concreta, o las causas varias, que han llevado al técnico a retirarle la confianza. Ibra es un grandioso futbolista, que no ha jugado el Mundial, pero Pep sabe mejor que nadie las necesidades del equipo y del vestuario. A Ibra ya pocos le ven la magia

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts