Lunes, 5 diciembre, 2016

La clave del futuro pasa por Guardiola
La clave del futuro pasa por Guardiola

La clave del futuro pasa por Guardiola

CONDENADOS A ENTENDERSE Volvemos a nuestra columna diaria con la misma fe con que nos fuimos de vacaciones, con la seguridad de que el Barça volverá a hacer una gran temporada. El cambio de presidente se ha hecho con red, con las espaldas cubiertas. La mejor herencia de Laporta es Guardiola y Sandro Rosell, que no tiene un pelo de tonto, sabrá ganárselo para que siga trabajando a gusto. Esta es la clave del futuro. Nunca el entrenador fue tan importante en la historia del club. Pep es la referencia y la garantía. Referencia de un estilo de juego que gusta y enamora, garantía de que sabe potenciar la cantera como nadie. Ni cambia, ni quiere cambiar ni conseguirán cambiarle. Perfeccionista al límite, muy exigente en el trabajo, obsesionado por mantener el vestuario unido, tiene a los jugadores motivados convencido de que el equipo posee margen de mejora. Se equivoco con Ibrahimovic y Chygrynskiy, acertó con Busquets y Pedro. No es perfecto, faltaría más, pero sabe corregir los errores a tiempo. Rosell y Guardiola están condenados a entenderse, se entenderán, para el bien del Barça y por interés personal.

EL EJEMPLO ES EL BARÇA Hace tiempo que los papeles han cambiado. El Madrid ya no es ejemplo de nada y se tiene que conformar chupando rueda de un Barça que ya se estudia en las universidades como un caso único de club que ha conseguido el éxito deportivo con la cantera como motor y el buen fútbol como bandera. El ejemplo mundial y el modelo más admirado es el Barça. Esto es imposible de digerir por el madridismo centralista. El ‘florentinato’ tiene ‘guardiolitis’ aguda, una enfermedad que no se curó con los fichajes galácticos de Ronaldo y Kaká y que ahora se intenta reconducir con una nueva fórmula, fichando al entrenador más caro del mundo. Mourinho es un tipo que come aparte. Su palmarés impresiona pero su carácter le traiciona. Es un ganador nato pero son los jugadores quienes hacen grandes a los técnicos. Y mientras no se demuestre lo contrario, Messi, Xavi, Iniesta, Villa, Piqué y compañía son mejores que Ronaldo, Higuaín, Ozil, Casillas y Pepe.

IBRA, SI SE QUEDA VA A SER PEOR. Mañana comienza otra Liga. Cada año esta más claro que vamos hacia una liga escocesa, con dos equipos muy por encima de los demás. Allí es Celtic y Rangers, aquí es Barça y Madrid. Parece irreversible. Los grandes cada vez son más grandes y los del medio acaban siendo modestos. La tercera liga de Guardiola en el banquillo del Barça comienza con los mejores augurios. En la Supercopa dieron todo un recital confirmando que Messi sigue siendo con diferencia el N° 1 del mundo y que Villa ha desplazado a Ibra al ostracismo. El sueco es un problema a resolver ya que el delantero centro es Leo y el se ha convertido en la cuarta opción. Su estilo de juego no encaja, no ha sabido adaptarse, tiene un carácter engreído que le distancia de sus compañeros y encima tiene mal rollo con Guardiola. La marcha de Ibra es una necesidad que costará un sacrificio económico. Si se queda, va a ser peor. A veces un mal negocio es un acierto deportivo.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts