Miércoles, 7 diciembre, 2016

Ronaldinho, amigo, tú te lo perdiste
Ronaldinho, amigo, tú te lo perdiste

Ronaldinho, amigo, tú te lo perdiste

Salió Ronaldinho al Camp Nou y saludó, y su saludo fue acogido con un caluroso aplauso. La gente aún le quiere, él está en edad de merecer, pero ya no está. ¿Por qué no está? Tampoco estuvo en Brasil. ¿Por qué no estuvo? Ronaldinho fue un jugador grande, grandioso, Balón de Oro, simpático, pulgares al aire, aplauso en el Bernabéu aquel día del 0-3. Pero ya no está ni se le espera, ni se le echa en falta. El mundo, la vida, son un tren de alta velocidad, una máquina sin piedad. Te subes o te apeas. Ronaldinho se apeó, engatusado quién sabe por qué: por la noche, por las buenas compañías (¿o es que son malas?) porque sí…

El caso es que Ronaldinho bajó de un tren que justo entonces ganó seis copas del tirón, récord inaudito, que quizá el Inter repita este año si tiene suerte, pero que al Barça le ha dado un punto que hasta ahora nadie tiene. En todo caso, fue un Barça sin Ronaldinho. El récord se consiguió sin él, como hubo un Mundial sin él. Por mí, hubiera estado. Yo le hubiera pedido a Dunga (inútilmente) que lo llevara. Pero el Mundial pudo perfectamente prescindir de él, como antes prescindió de él el Barça. El fútbol es grande, y sigue y sigue, olvidando a los egoístas que quieren sacar de él más de lo que están dispuestos a meter en él.

Ronaldinho aún rueda en el Milán, gracias a la indulgencia con que Berlusconi mira a los dinosaurios futbolísticos. Robinho no llega ni a eso. No se ha ganado el derecho a ser dinosaurio, sólo es un perezoso sin hoja de servicios que le defienda. Nada entre dos platos. Su nombre rebota ahora en Europa entre equipos medios que no arriesgan en una causa tan incierta. Ahora que entran en el bombo los grandes clubes europeos, ahora que el mejor fútbol posible salta a las pantallas desde el azar del bombo, pienso más que nunca en estos dos geniecillos perezosos que pudieron ser y no son. Algo se puede aprender de ellos: el egoísmo es estéril.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts