Sábado, 10 diciembre, 2016

Supercopa: más que un partido
Supercopa: más que un partido

Supercopa: más que un partido

Si hoy Pep Guardiola, en la rueda de prensa previa del Barça-Sevilla, nos reprochara el poco interés que hemos demostrado por la final de la Supercopa, habría que darle, otra vez, la razón al entrenador. Esta semana ha dado la sensación que todo nos interesaba más que el primer título de la temporada.

Que si Ibrahimovic se va, que Ibrahimovic se queda, Que si lo quiere el Milan, que si se lo llevará el City. Que si Rosell no ficha, que si quien no quiere fichar es Guardiola. Que si la plantilla es corta, que si basta con lo que hay. Que si presidente y el entrenador se llevan mal, que si son tan amigos desde hace tantos años….

Y, mientras tanto, mientras especulamos con una cosa y con otra, la Supercopa, como si fuera un amistoso de pretemporada. Como si fuera más importante la vuelta de Ronaldinho para jugar el ‘Gamper’ de la semana que viene que la inminente visita de Luis Fabiano, Navas para amargar el regreso del Barça al Camp Nou donde, por cierto, no juega desde el 16 de mayo. Más de tres meses sin fútbol. Una barbaridad que no se entiende ni deportiva ni económicamente.

Pero, bueno, a lo que íbamos. Mañana debuta el Barça en casa, hay que remontar un 3-1 y no le estamos haciendo demasiada compañía al equipo. Aunque, eso sí, desde la distancia le exigiremos que gane la Supercopa para, después, darle al título una importancia relativa. En cambio, sólo si lo pierden, se le dará trascendencia – incluso excesiva – a lo que se estaba jugando el Barça.

Un error. Porque este equipo en particular, desde el primer día, va a necesitar más apoyo que nunca en todos y cada uno de los partidos que dispute. Porque, con más refuerzos o con sólo los que han venido, el año va a ser muy, muy duro y, para soportarlo, habrá que estar más unidos que nunca. El Madrid y su entorno no pueden permitirse un tercer año en blanco y, menos aún, que siga siendo el Barcelona quien acapare todos los títulos. Y para que siga siendo, el mejor refuerzo del Barça va a ser la unidad y la entrega de todo el barcelonismo.

Por eso, es tan importante el partido de mañana. Para demostrar que el Barça no se ha cansado ni se cansará de ganar y para que todo el mundo sepa que un campeón, como este, no tira ningún título aunque tenga que jugar media eliminatoria con juveniles

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts