Domingo, 4 diciembre, 2016

La verdad de Chygrynskiy: “Rosell me quería vender”
La verdad de Chygrynskiy: “Rosell me quería vender”

La verdad de Chygrynskiy: “Rosell me quería vender”

Chygrynskiy comenta cómo sucedió su traspaso repentino al Shakhtar: “Pep me telefoneó a finales de junio y me dijo que estuviera tranquilo. Que estaba contento con mi trabajo, que me necesitaba y que esta temporada tenía que dar un paso hacia adelante”.

“Más tarde, a comienzos de julio me llamó Akhmetov (el presidente del Shakhtar). Me dijo que el Barça me quería traspasar y me habló sobre la posibilidad de volver a mi antiguo club, pero yo le reiteré que tenía la confianza de Pep”.

A comienzos de julio me llamó Raül (Sanllehí) y me comentó que el presidente me quería vender, pero yo le dije que quería hablar con Pep. Así que lo telefoneé y me explicó que él seguía confiando en mí, pero que el club tenía serios problemas económicos y que Sandro Rosell quería venderme porque el Shakhtar iba a pagar 15 millones. Fue un palo, pero… ¿qué podía hacer? Estaba en Kiev y enseguida fui a Donetsk para reunirme con Akhmetov”.

Dmitry reconoce que no ha perdido el contacto con sus ex compañeros: “Sobre todo con Maxwell. Nos hicimos muy amigos y me ha echado de menos. También sé que Abidal preguntó por mí cuando se incorporó a los entrenamientos. Todos se sorprendieron. Es un vestuario muy sano y todo el equipo se lleva muy bien”.

Preguntado por si cree que fue Buena idea fichar por el FC Barcelona, el ucraniano no lo duda: Por supuesto. Sí al cien por cien. Fue una temporada fantástica y he adquirido una experiencia valiosísima. Todo ha sido excelente. La ciudad es preciosa, los compañeros geniales y Pep es un técnico increíble. Siempre tuve mucha motivación, aunque sabía que la primera temporada sería dura”.

“Estaba convencido de que esta temporada habría sido buena. Hay que tener en cuenta que me tocó cambiarlo todo. Había hecho la pretemporada con el Shakhtar y llegué al Barça con la competición empezada. Ya estaba adaptado al equipo, conocía el sistema, había aprendido castellano y tenía la confianza del técnico… No me gusta hablar de hipótesis, pero estoy seguro de que habría jugado mucho”.

Sobre Guardiola, solo tiene elogios: “Es fantástico como entrenador y como persona. He aprendido mucho con él y ha sido un placer trabajar a sus órdenes. Es una persona muy inteligente y sabe cómo tratar a los jugadores. Es respetuoso, pero muy exigente. Nunca tuve ningún problema con él y me considero su amigo”.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts