Sábado, 10 diciembre, 2016

Gris empate del Real Madrid en Lieja (1-1)
Gris empate del Real Madrid en Lieja (1-1)

Gris empate del Real Madrid en Lieja (1-1)

El choque volvió a sembrar dudas en la delegación capitalina. Pese al órdago lanzado por el técnico José Mourinho a los suplentes, al concederles el testigo en la primera parte, pocos fueron los que sobrevivieron a las exigencias del luso.

Entre los mejor parados, destacan Rafael Van der Vaart y Karim Benzema. En el caso del holandés, por ser el único de templar en la última línea de pase y por su perfección en el lanzamiento a balón parado, como lo ejemplifica su tanto de libre directo a la cepa del poste en el minuto 12.

Por su parte, el francés parece haber salido del pozo del pasado año y dio señales de mejora por la banda izquierda. La prueba de Lieja ha oscurecido el camino de otros jugadores, siendo Granero y Drenthe, uno por desgana y otro por precipitación, los más perjudicados del dibujo inicial.

Y es que los madridistas, que llegaban a la cita con la vitola de invictos tras los precedentes ante el América de México, Los Ángeles y Bayern de Múnich, adolecieron una profunda falta de ritmo desde los primeros compases. Por ello, salvo la guinda de Van der Vaart, pocas fueron las soluciones que ofrecieron el prototipo ‘B’ de la plantilla.

No fue hasta la segunda mitad cuando se evaluó el actual estado de las esperanzas madridistas. Con la entrada en el campo de los titulares, la participación de los mismos les llevó a caer en las constantes trampas de los pupilos de Dominique D’Onofrio, que frenaron sus revoluciones y trenzaron mejores jugadas en el segundo acto.

Con esta disposición, y con Cristiano y Di María compitiendo erróneamente por lucirse en una jugada personal, una oportunidad aislada del defensa Daniel Opare, cedido por los blancos, propició el empate por medio del atacante Benteke. El delantero le ganó la partida por alto a Carvalho y el cuero se coló entre los tres palos tras un magnífico cabezazo. De este modo, con el empate frente al Standard, el Real Madrid aún está lejos de su mejor versión.

 

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts