Martes, 6 diciembre, 2016

Ozil, Mascherano, Salvio, Luis Fabiano…
Ozil, Mascherano, Salvio, Luis Fabiano…

Ozil, Mascherano, Salvio, Luis Fabiano…

Se supone que hoy debe ser el Día D en el fichaje de Ozil, que el Madrid persigue con ahínco inesperado. Puede ser el cierre de la plantilla, o quizá no, porque cabe alguna salida y hasta alguna sorpresa atrás, si se pone a tiro. Mientras, el Barça aún le da vueltas a lo de Mascherano, me cuentan. El Atlético aún no sabe qué hacer con Salvio y este es el momento en que tampoco podemos decir dónde va a jugar Luis Fabiano, ‘O Fabuloso’. Y así siguiendo. He citado estas operaciones como podría haber citado otras. Son operaciones que implican a importantes clubes de distintas ligas, algunas de la cuales ya han empezado.

Y esta semana empieza la Champions, en su fase previa. En realidad ya ha empezado todo, incluso en España, con ese primer asalto de la Supercopa. Ha empezado todo y las plantillas no están cerradas, por una disposición extravagante de la UEFA: el límite para contratar es el 31 de agosto, pero la temporada oficial comienza algo, bastante o mucho antes, según de qué se trate. ¿Qué costaría obligar a cerrar las plantillas el 31 de julio? Nada. Una mera disposición. En realidad, las gestiones que se cerrarán deprisa y a última hora llevan casi siempre meses abiertas. Con las mismas prisas se podrían cerrar un mes antes. Tendría más sentido.

El modelo actual, tan extravagante que permite cosas como aquello de que Sergio Ramos jugara su primer partido de Liga con el Sevilla antes de pasar al Madrid, le quita sentido a la pretemporada. Dificulta el trabajo de los entrenadores y ofrece a las televisiones productos incompletos, con equipos que están sin hacer. Agosto es para el fútbol un mes loco, en el que empiezan las ligas y hasta la Champions con equipos a medio hacer y con una pretemporada que para algunos cae en el vacío. A estas alturas siempre hay plantillas que no tienen resueltos ni la mitad de los puestos. Agosto se pierde por no adelantar un mes ese límite.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts