Sábado, 3 diciembre, 2016

Del Bosque riñe a Guardiola
Del Bosque riñe a Guardiola

Del Bosque riñe a Guardiola

El seleccionador nacional español, Vicente del Bosque, ha insistido en la importancia de salvaguardar “las formas” que llevaron a España a proclamarse campeona del Mundo en Sudáfrica.

“Venimos a participar en una fiesta, la fiesta de México. Estamos encantados de venir y nuestra Federación ha hecho un esfuerzo grande para estar con los mejores jugadores con la intención de que sea lo más solemne posible”, manifestó el preparador.

Por lo que concierne a la polémica suscitada por la convocatoria, a tres días de la disputa de la Supercopa de España, Del Bosque prefirió no dar demasiada importancia al asunto. “Si los entrenadores, directores deportivos y demás pareceres estuvieran en nuestro sitio, hubieran obrado lo mismo”, dijo.

“El 11 de julio fuimos campeones del mundo y esta fecha del partido de México estaba prevista desde hace tiempo. No sabíamos que íbamos a ser campeones y se nos han acortado los plazos, pero al mismo tiempo queremos estar en este acto con todas las de la ley”, agregó Vicente del Bosque.

“Si yo fuera Pep, habría llamado a mis jugadores antes”, ha señalado el seleccionador. Con estas palabras Del Bosque ha pretendido influir en la planificación de la temporada barcelonista y ha venido a decir que Guardiola tiene que organizar su trabajo en el Barça en función de las necesidades de los bolos que tenga la Federación Española.

Vicente Del Bosque se ha metido de esta manera en un charco innecesario. Al margen de sus obligaciones como seleccionador, ha querido meterse en cuestiones internas del FC Barcelona que sólo afectan a su cuerpo técnico. Del Bosque no es nadie para decidir cuándo deben volver al trabajo los internacionales del Barça. Y si Guardiola ha decidido la fecha del 9 de agosto, sus razones tendrá. Él conoce mejor que nadie las necesidades de descanso que tienen sus jugadores para afrontar la temporada.

En plena campaña antibarcelonista orquestada desde la capital, hasta parece lo más normal del mundo que siete futbolistas de élite, campeones del mundo, jueguen en México con su selección cuando todavía no han realizado un solo entrenamiento. Eso puede entenderse como una estafa al público que esta noche pagará una entrada para verles, porque lo que se verá sobre el césped del estadio azteca no será precisamente una selecciíon con nivel de campeona del mundo.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts