Miércoles, 7 diciembre, 2016

Buena pinta
Buena pinta

Buena pinta

Hay quien dice que no quiere buenos inicios, sino buenos finales, y no les falta razón, pero lo ideal es que los detalles positivos se vayan viendo desde el principio. Y al Madrid, en esta pretemporada, se le adivinan buenos detalles desde los primeros amistosos.

No hace falta recordar que todavía estamos en una fase de la temporada en la que la dedicación al aspecto físico ocupa un lugar preponderante y que los avances tácticos requieren de su tiempo, pero es bueno ir aprovechando los partidos que se están disputando, como pruebas de laboratorio en las que analizar los puntos de mejora y con tiempo durante la semana para rectificaciones y análisis, se vayan implantando buenas costumbres competitivas.

Los primeros mensajes que manda el equipo son esperanzadores: compromiso, generosidad, calidad y hambre de triunfo. Por delante queda mucho trabajo por hacer, las tres competiciones van a exigir lo mejor de cada componente de la plantilla y enfrente se encontrarán equipos con más rodaje y con el éxito como justificación a su juego.

La incorporación de sangre joven, mucha de ella procedente de la fábrica madridista, está siendo una de las mejores noticias. Morata, Alex y, sobre todo Canales, han conseguido cambiar el paso a las incorporaciones de este equipo en las últimas temporadas. Estoy seguro de que el madridismo al completo sigue con especial interés el quehacer de los chavales con la esperanza de que alguno de ellos consiga hacerse un hueco en el once titular.

De los demás solo remarcar la gran calidad y lo pronto que les ha enchufado el nuevo entrenador. Mourinho sabe que va a necesitar de todos ellos y que quien bien empieza bien acaba. No parece de los que dejan mucho margen a la duda el portugués y los jugadores han aprendido muy bien el nuevo sistema de funcionamiento del equipo, tanto dentro del terreno de juego como fuera de él.

En el comportamiento global del conjunto en el terreno de juego se percibe una mayor presión con el fin primordial de recuperar el balón lo antes posible, pero una vez que el esférico vuelve a sus dominios el ‘tempo’ se desacelera y acomoda a las necesidades del juego, en este papel regulador Xabi se está mostrando como eje fundamental. La ayuda en banda de Pedro León y Cristiano da una anchura al juego que en otros tiempos se echaba de menos.

Esperemos a ver cómo evoluciona el equipo en el resto de temporada, pero los primeros indicios provocan una muy grata impresión.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts