Viernes, 9 diciembre, 2016

El escenario después de Cesc
El escenario después de Cesc

El escenario después de Cesc

TRES SENSACIONES. El gran objetivo de Guardiola para reforzar el Barça no viene. Cesc comunicó ayer que se quedaba en el Arsenal y el Barça explicó que no había sido posible un acuerdo tras realizar dos ofertas. Decepción, incógnita y esperanza son las tres sensaciones que quedan tras la noticia.

Decepción: Después de tanta presión como ha puesto Cesc a su club y de tanto interés como ha demostrado Guardiola, que el Barça no haya podido llevar a buen puerto este fichaje es un desengaño. Cierto que todo tiene un precio justo en la vida, pero el secretismo que ha rodeado las negociaciones ha dejado en los aficionados la sensación de que podía haberse hecho más.

Incógnita: Esta misma sensación la tiene Cesc y su entorno, no les quepa duda. Y no sé si Guardiola, que ha estado en permanente contacto con el jugador. La reacción del entrenador, que en tres días ha encajado la obligación de hacer jugar a Messi en Corea, la convocatoria de siete internacionales para el absurdo México-España y el no de Cesc, marcará el futuro inmediato del equipo.

Esperanza: Tras la última conversación entre el jugador y Wenger, a la que no fue ajeno el Barça, hay suficientes indicios como para pronosticar que Cesc fichará la próxima temporada. Ayer mismo se hizo un pacto como el de hace un año con Villa y el Valencia. Si es así, se puede esperar al relevo de Xavi, que aún está al cien por cien, mientras Guardiola hace su enésimo milagro con la cantera.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts