Lunes, 5 diciembre, 2016

Laporta, a juicio
Laporta, a juicio

Laporta, a juicio

Mientras Javier Faus echaba mano de la prudencia para evitar hablar de “trampas” recurriendo al término “maquillaje” en los números presentados por la junta de Laporta en su despedida, Xavier Sala i Martín, responsable económico del último tramo laportista, se dedicó ayer a arremeter contra la directiva entrante acusándole precisamente de los mismos pecados que cometió la junta de Laporta cuando cargó sobre la gestión de Gaspart una deuda que no era suya.

La cuestión es que los resultados de la auditoría han sido desalentadores, con ingresos adelantados que Sala i Martín considera “premios” y otros aspectos ya comentados en madrid-barcelona.com que dejan la sombra de la duda sobre la gestión de la anterior drirectiva. Para acabarlo de arreglar, antes de la próxima asamblea de compromisarios, que probablemente será en octubre, el club habrá recibido ya los resultados de la Due Dilligence, en donde quedarán detalladas todas las operaciones contables realizadas por el club y que podrán ser defendidas por los anteriores gestores en la próxima asamblea.

En función de lo que aporte la segunda auditoría y la Due Dilligence, la actual directiva tiene pensado someter a la asamblea de compromisarios la opción de ejercer medidas legales por comportamiento negligente contra la anterior directiva. El socio, obviamente, no entendería, por poner un ejemplo, que mientras las cuentas del club arrojan números rojos el presidente se dejara ver por los restaurantes más caros de Barcelona y viajara en jet privado.

No hay que olvidar que Sandro Rosell cumplió su palabra de presentar una demanda contra Laporta por insinuar en un libro que le había propuesto vender a Ronaldinho porque había una comisión que podrían repartirse entre ambos. Rosell prometió que no le pondría la demanda hasta que dejara de ser presidente del FC Barcelona y ha cumplido. Durante las elecciones prometió transparencia y que los socios recibirían cumplida información sobre todo lo que acontece en el club. Si vuelve a cumplir su promesa, el socio tendrá suficiente documentación como para decidir si la anterior directiva debe responsabilizarse de las pérdidas que supuestamente ha generado y la comisión de disciplina podría analizar si el comportamiento del presidente vulnera los estatutos del club y merece algún tipo de sanción.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts