Viernes, 9 diciembre, 2016

Trueque de Thiagos
Trueque de Thiagos

Trueque de Thiagos

La solución a los dos grandes objetivos del FC Barcelona este verano (la bienvenida a Cesc y la despedida de Ibrahimovic) puede producirse en las próximas horas. Por un lado, el Arsenal, consciente de que no puede retener a Cesc Fábregas en contra de su voluntad, tratará de sacar el máximo del Barça a nivel económico y con jugadores. Wenger no quiere bajar de 55 millones y el Barça no está dispuesto a pagar más de 40. La diferencia, esos 15 millones, podría solventarse incluyendo a Thiago Alcántara en la operación. Thiago es una de las perlas más preciadas de la cantera blaugrana, es un jugador muy querido por los técnicos y los aficionados, pero su puesto en el primer equipo está bien cubierto (todavía más si Cesc se viste de blaugrana) y Wenger estaría dispuesto a rebajar sus pretensiones económicas si el Barça le incluye en la operación. Ahora se trata de convencer al futbolista, que ahora mismo sólo piensa en triunfar en el Barça. Una salida alternativa al tema sería cederle tres años al Arsenal reservándose el FC Barcelona una opción de compra para recuperarlo al término de ese periodo.

Y mientras Thiago Alcántara puede convertirse en el personaje clave para desencallar el fichaje de Cesc Fábregas por el Barcelona, otro Thiago, en este caso Silva, podría hacer posible el traslado de Zlatan Ibrahimovic al Milan de Berlusconi. Sabido es que el presidente milanista no puede realizar grandes dispendios en adquisiciones estratosféricas por lo que de impopular sería de cara al electorado, pero arde en deseos de convertir a Ibra en rossonero después de las excelentes temporadas realizadas en el calcio, con la Juventus y con el Inter. La manera de abaratar la operación sería ofreciendo al Barcelona a su estrella, el central internacional brasileño Thiago Silva.

Tras las bajas de Chygrynskyi y Márquez, Thiago Silva sería un refuerzo de postín para el centro de la zaga blaugrana, lo que permitiría dosificar a Puyol y Piqué. A sus 25 años, Thiago Silva ha confirmado en Italia su innegable calidad. Con el trueque, el Milan ganaría un delantero goleador y el Barça apuntalaría su defensa mientras que se liberaría de una ficha de 12 millones de euros anuales.

Así las cosas, el futuro depende de dos Thiagos. Alcántara para convencer al Arsenal de que deje marchar a Cesc, y Silva para colocar a Ibrahimovic en el Milan. En las próximas horas pueden producirse novedades en ambos escenarios.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts