Lunes, 5 diciembre, 2016

‘Raúlman’ sigue con hambre
‘Raúlman’ sigue con hambre

‘Raúlman’ sigue con hambre

Si yo fuera el padre de Raúl (magnífico tipo, doy fe), estaría muy orgulloso de tener un hijo así. Para el 7 lo sencillo habría sido cumplir el año que le quedaba de contrato, jugar el último minuto en la final de Wembley para recoger la Décima (estilo Materazzi) y preparar el cursillo de entrenador para ser en cuatro años el relevo de Mourinho en el banquillo de ese Bernabéu que le adora.

Pero Raúl es insaciable. Si llega a ser alpinista, ya llevaría en su mochila diez ochomiles más que Edurne Pasaban…

Sólo Raúl podía dar este giro final en su carrera. Nada de retiros dorados en Estados Unidos o equipos menores de la Premier, nada de atléticos celayas ni dubais. Raúl se va al frío invierno de la Bundesliga y a la cuenca minera de Gelsenkirchen para batir el récord histórico de goles europeos de Gerd Torpedo Müller y, si se tercia, echar una mano a su Madrid metiendo un golito en Old Trafford, San Siro o el Camp Nou (¡ay!) para ayudar a su equipo del alma a recuperar su trono en la Champions. Raúl, eres inmortal.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts