Sábado, 10 diciembre, 2016

Cesc Fàbregas es azulgrana
Cesc Fàbregas es azulgrana

Cesc Fàbregas es azulgrana

Tiene todos los ingredientes para ser un culebrón. El traspaso de Cesc Fàbregas al FC Barcelona no va a ser nada fácil mientras dependa de Arséne Wenger. El francés fue quien creyó en las posibilidades del catalán hace siete años, llevándoselo de la disciplina culé para convertirlo en un estandarte ‘gunner’, en el capitán del equipo, en uno de los centrocampistas de más prestigio de la Premier League y del fútbol profesional.

Fàbregas, nacido el 4 de mayo de 1987 y originario de la ciudad barcelonesa de Arenys de Mar, tan sólo cuenta 23 años pero ya atesora un palmarés de veterano: una Eurocopa (2008), un Mundial (2010), una Community Shield (2004) y una FA Cup (2005). Sin duda es un currículum extraordinario que pocos futbolistas pueden lograr. Pero hay un pequeño ‘pero’. Los títulos importantes los ha logrado con la Selección española, no con su club. Ese es uno de los aspectos que más valora Cesc a la hora de querer salir de Inglaterra. Sabe que en el Arsenal es mucho más difícil poder hacerse con los títulos importantes a nivel de club, y que con el Barça sería todo lo contrario. Compeñeros de Selección, y futuros de equipo, también se dan cuenta de todo eso y han dado su opinión al respecto, como Xavi: “Cesc sólo conoce el éxito con España, y eso no es justo para uno de los mejores centrocampistas del mundo. Torneos importantes como este sólo se dan cada dos años y Cesc es un jugador que debe estar ganando cosas temporada tras temporada”, declaró el de Terrassa.

El apoyo para lograr cumplir su sueño le viene incluso de su círculo más cercano. Francesc Fàbregas, padre del futbolista, ha expresado recientemente en unas declaraciones al programa de radio ‘Què has dinat?’ de Com Ràdio que lo de Puyol y Piqué en las celebraciones de la Copa del Mundo “era una broma, más clara que está la situación. ¿Que se pueden enfadar en el Arsenal? Se lo pueden tomar como quieran. Él ha dicho las cosas claras”, en clara referencia a las intenciones del jugador.

A pesar de todo, se podría especular con la verdadera voluntad de Cesc si el centrocampista no se hubiera ‘mojado’ sobre el tema. Pero para no complicarlo más aún, Fàbregas ya se preocupó de sincerarse y despejar cualquier duda cuando aseguró que “Si salgo del Arsenal, solamente iré al Barça”, y que le hace especial ilusión volverse a encontrar con ex compañeros como Messi o Piqué: “Tengo 23 años y me espera una carrera larga. Nunca he ocultado que jugar en el Barcelona es un sueño que me gustaría cumplir”.

Y es que la trayectoria de Cesc parece un viaje de ida y vuelta. En su día salió del club para labrarse un futuro en el mundo del fútbol y convertirse en un profesional de este deporte, pero siempre conservando a su equipo y el de su família en el corazón.

La otra parte importante de la historia es su valedor en el Arsenal: Arséne Wenger. Él ha sido quien apostó por su calidad y lo ha consagrado. Ahora, Wenger no quiere desprenderse del futbolista, pero Cesc también valora todo lo que el francés ha hecho por él, aunque cree que el ciclo ya ha llegado a su fin. Fàbregas quiere hacérselo entender a su entrenador, aunque al final, en algún momento, toque ponerse firme y enfrentarse a su ‘padre futbolístico’.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts