Jueves, 8 diciembre, 2016

Cruyff contra Hierro
Cruyff contra Hierro

Cruyff contra Hierro

“No quiero polemizar y menos con Hierro, que asegura que España tiene su propio estilo, que no copia al Barça. Lo siento pero el estilo de España es el estilo del Barça. La selección que derrotó a Alemania tuvo un centro del campo con Xavi, Iniesta, Busquets y, a menudo, Pedrito. Y fue ese centro el que ganó con cabezazo de Puyol, otro azulgrana. La idea de Del Bosque de colocar a Pedrito demuestra que sabe a la perfección lo que le puede ofrecer cada jugador azulgrana: posesión, pocas pérdidas de balón, profundidad, sacrificio por todo el campo y, sobre todo, presión cuando pierden el balón. Ese modelo es Pedrito al completo. Un apunte más: falló el 0-2 porque esperó que llegase Torres y como el Niño tardó, llegaron los alemanes y se la quitaron. Si hubiese sido egoísta, como cualquier otro delantero, hubiera podido marcar, sí. Pero no hubiese sido Pedrito, siempre generoso, siempre servicial, solidario”.

Johan Cruyff no se calla una, y menos después de renunciar a su cargo de presidente de honor del FC Barcelona por sus discrepancias con el nuevo estilo de Sandro Rosell. De hecho, el ex técnico holandés se tiene a sí mismo como el inventor de ese estilo, que muchos llaman tiki-taka, que le dio excelentes resultados como entrenador del Barcelona con el inolvidable Dream Team y luego, como ideólogo, se tiene también como el inspirador del fútbol que recientemente ha practicado el Barcelona con Frank Rijkaard y Pep Guardiola.

Por eso le ha sabido mal que Fernando Hierro, ahora metido en tareas de directivo de la Federación Española, renegara del estilo que emplea ahora la selección española con Vicente Del Bosque y que llevó a este equipo hace dos años a proclamarse campeón de Europa en Alemania. Cruyff es un acérrimo defensor del concepto futbolístico de la posesión del balón a toda costa: “Si la tienes tú no la tiene el contrario”, suele decir. Es el fútbol que trajó Rinus Michels, el inventor de la “naranja mecánica”, al Barça en 1971, el estilo que ha perdurado en el Camp Nou con el paso de los años.

El encontronazo de Johan Cruyff con Fernando Hierro viene a sumarse a los numerosos conflictos que el holandés ha venido sosteniendo con buena parte del entorno blaugrana que no comulga con sus opiniones. La novedad es que esta vez ha querido pararle los pies a un mito del madridismo: Fernando Hierro.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts