Sábado, 10 diciembre, 2016

Xavi Bosch – Presidente de horror
Xavi Bosch – Presidente de horror

Xavi Bosch – Presidente de horror

Me quedé dentro del coche, en la sombra, escuchando la entrevista que Basté (RAC 1) le hizo ayer al presidente del Barça. Sandro Rosell, como presidente, habla claro, directo. Con frases cortas, pocas dudas y diciendo lo que piensa. Y ha sabido aparcar las ironías y las oraciones subordinadas que, comunicativamente, no le hacían ningún bien. O en los últimos tiempos ha tenido a buenos asesores o, mejor aún, ha decido prescindir de ellos y ser él mismo. En cualquier caso, ayer estuvo al nivel de lo que se espera de un buen presidente del Barça. Fue convincente al contar su visita institucional a Extremadura y el detalle con los 10.000 socios del Barça de fuera de Catalunya. No tuvo reparos en denunciar la crítica situación económica del club (¡jugadores que no cobraron el salario el 30 de junio pasado!) y, eso sí, cayó en la trampa de hablar demasiado de futbolistas, nombres y fichajes hasta que se dio cuenta de que, a eso, debería responder la dirección deportiva. Y corrigió a tiempo. También, como presidente del Barça que es, supo dar explicación a la estúpida polémica de no estar el próximo sábado en la manifestación en defensa del Estatut. Contó que él hubiera asistido, que el Barça estará muy bien representado pero que tiene citas previas en Sudáfrica. Como socio, francamente, me quedo más tranquilo sabiendo que en tres días el presidente de mi club negociará con Wenger sobre Cesc, se reunirá con el presidente de la UEFA y hasta se verá con el inefable Villar. Le hemos votado masivamente para esto, para gestionar el club, no para ser el Bravehart que nos guíe hacia la independencia. Publicar ahora que el Barça, porque Rosell no acuda a la manifestación, “el Barça es menos que un club” me parece confundir el nacionalismo con el tocino.

Para mí, el primer gran error del sandrismo (¿o le deberíamos llamar rosellismo?) está siendo la gestión de la presidencia de honor de Johan Cruyff. De acuerdo que era un legado envenenado que le dejaron con nocturnidad y alevosía, de acuerdo que la forma como Laporta canonizó a Johan era formalmente aberrante (de tapadillo y a escondidas del socio) y legalmente fuera de los Estatutos (no existe el rango de Presidente de Honor), de acuerdo que era un nombramiento que indignó a un buen número de culés (yo mismo escribí un artículo durísimo en esta página), pero lo que la junta directiva decidió en su primera reunión no era lo que siempre nos habían dicho en campaña. Y duele que digan blanco y hagan negro. El mismo Rosell, ya como presidente electo, dijo en TV3: “Si el socio pide que la presidencia de honor se ponga a debate, se pondrá. Si en el debate sale que sí, será que sí, y si sale que no, será que no”. Pues a debate no lo ha puesto el socio como prometieron, sino la junta. Y lo hace en su primera reunión, casi antes del pitido inicial y con un cierto tono de ensañamiento del portavoz Toni Freixa, que deberá diferenciar mejor entre ser tertuliano de Pere Escobar y hablar en nombre de la directiva del Barça. Provocarle a Cruyff el arrebato de devolver la insignia que jamás pensó lucir no es la mejor forma de unir el Barça, ni de terminar con los ‘ismos’. Una vez más, la campaña se hace en verso y luego se gobierna en prosa

Me ha gustado

Que, antes de ser presentado oficialmente, Andoni Zubizarreta ya se pueda colgar una medalla con la venta de Chigrinskiy. Sacarle a alguien 15 millones de euros por un jugador como este central tiene mucho mérito. Haberlo hecho en silencio (la prensa no se enteró hasta que ya estaba todo hecho) marca el tono de discreción con el que es necesario trabajar. Parece un gran acierto del equipo que Rosell, bien aconsejado por Guardiola y Vilanova, ha montado con Zubizarreta, Julià, Amor, Puig i Valentín. El objetivo, a partir de ahora, es que no pase lo de los últimos años: que Guardiola en enero pasaba una lista de cinco nombres para reforzar cada posición y, al final, le traían el quinto de la lista. Por el bien del Barça parece que también se va acabar pagar sobreprecios por Chigrinskiy, Keirrison, Henrique o el mismo Ibrahimovic.

No me ha gustado

Que Leo Messi, el mejor jugador del mundo sin discusión, se pueda quedar sin el Balón de Oro FIFA del 2010 porque Argentina quedó demasiado lejos de ganar el Mundial y porque el Barça no alcanzó la cumbre europea. En el deporte colectivo, la falta de títulos de equipo perjudica a los jugadores y, así, veremos como seleccionadores, capitanes y periodistas difícilmente volverán a coronar a alguien que no fue la estrella del Mundial ni de la Champions. Como bien dijo ayer Sandro Rosell, “Guardiola hace mejores a nuestros jugadores”. Y un caso evidente es el de Messi, al que Maradona, poniéndole tan atrás, parecía no permitirle que le hiciera sombra como mejor jugador de la historia argentina. La verdad es que Messi necesita al Barça casi tanto como los Xavi, Iniesta y Pedro necesitan a Messi. Y con Villa mordiendo y rematando, esto promete.

Mala leche

1.–Sílvia Mas de Xaxás, de secretaria de Bonus Sport Market a secretaria del presidente Rosell en el Barça.

2.–Joan Carles Raventós, de socio de BSM, a director de secciones del Barça.

3.–Laurent Colette, de consultor estratégico de BSM, a director de márketing del Barça.

4.–Juanjo Castillo, de un poco de todo en BSM a de todo un poco adjunto a la presidencia del Barça.

5.–A este paso, cuando Sandro finalmente venda su empresa BSM a una multinacional, los nuevos dueños no van a encontrar ni las telarañas.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts