Lunes, 5 diciembre, 2016

El cambio deseado por quien manda, los socios
El cambio deseado por quien manda, los socios

El cambio deseado por quien manda, los socios

CAMBIO DE ESTILO. Hoy es un día importante que pasará a la historia del Barça por varios motivos. Se marcha el presidente que ha conseguido más títulos, que ha convertido al club en una potencia mundial, el primero que debe renunciar a la continuidad por la norma estatutaria que limita los mandatos. Después de 7 años y 8 días en el cargo, Joan Laporta dirá adiós con la satisfacción de haber protagonizado lo que prometió en el 2003, un gran cambio. Con el paso de los años las luces brillarán más que las sombras de su gestión, no en vano ha sido un gran presidente en el fondo pero le han perdido demasiadas veces las formas. Sandro Rosell llega con un aval extraordinario, ser el presidente más votado significa tener un apoyo social que le debe permitir afrontar su mandato con responsabilidad y confianza. Las urnas hablaron claro y fuerte, este es un cambio deseado que marcará un cambio de estilo en la dirección y en la gestión.

LAPORTA EN LA HORA DEL ADIOS. Catalunya es un gran país en lo humano y pequeño en lo geográfico donde todos nos conocemos y en el que las formas tienen importancia. Laporta merecería salir bajo palio de la presidencia si no fuera porque al lado de grandes conquistas ha caído en errores personales de bulto provocados por su carácter temperamental. Si hiciéramos un balance de su gestión, está claro que los pros ganan a los contras por goleada, en especial en el terreno deportivo donde destacan las 6 Copas en un año fantástico e irrepetible. En lo social el acuerdo con UNICEF y la erradicación de la violencia en el Camp Nou son dos logros de los que están orgullosos todos los socios. En lo económico se despide con unos ingresos récord de 445 millones y un superávit de 11. En la hora del adiós deja al club infinitamente mejor de cómo lo encontró.

BIENVENIDO SANDRO ROSELL. El nuevo presidente tiene la ventaja de que llega al cargo con experiencia y madurez. Conoce la casa y tiene un currículum deportivo personal que le avala. El Barça se ha convertido en el proyecto vital de su vida después de cinco años de travesía del desierto en los que ha aprendido que la paciencia y el trabajo acaban teniendo premio. Ahora es el momento de cumplir el programa electoral, de sumar fuerzas, de constituir una directiva sólida que no caiga en la inestabilidad de antaño. Por mucho que sepa de fútbol, Sandro tiene que hacer sólo de presidente, consciente de que la lupa del intervencionismo la tendrá cerca. Tiene capacidad y fuerza para hacerlo bien, lo que pasa por entenderse con Guardiola lo que significa simplemente respetarse. Bienvenido el presidente que llega con la ilusión de hacer más grande el Barça.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts