Lunes, 5 diciembre, 2016

Pésima inversión
Pésima inversión

Pésima inversión

Con respecto a Ibrahimovic, la solución no será más fácil. Costó 75 millones, según su propio representante, y con una ficha anual de 12 millones será muy dificil no sólo recuperar parte de la inversión en el fichaje sino que algún club pueda pagar la totalidad de su ficha.

Si hablamos de Henry, la conclusión es que es otro lastre con un año más de contrato al que no creo que renuncie sin una buena indemnización.

Estos fichajes tuvieron un coste aproximado de 185 millones, que por lo visto no se amortizarán jamás, por lo que el coste para el club es absolutamente desorbitado. Costará mucho dinero en compensaciones librarse de todos ellos, lo cual condicionará las posibilidades económicas para hacer nuevos e imprescindibles fichajes, por ejemplo para compensar adecuadamente la baja de Yaya Touré, algo que resultará complicado por la pluralidad de magníficas opciones que proporcionaba.

Tres o cuatro fichajes de máximo nivel son imprescindibles. esperemos que en esta ocasión se acierte más porque, con respeto a los mencionados, es dificil hacerlo peor.

Cesc Fábregas, sin duda, sería un buen fichaje, pero no a cualquier precio. Lo de este chico también es muy lamentable ¿Por qué no se le fichó cuando hace 18 meses renovó por el Arsenal a coste cero? Entonces ya había demostrado que era un jugador de máximo nivel. Esta es la pregunta que nadie me ha sabido contestar.

Resulta evidente que el éxito del Barça actual viene dado por la política de La Masía que se inició en el 78 y sus viejos inquilinos, que son los que han proyectado al club como número uno del mundo, han sabido sacar las castañas del fuego. Si el Barça hubiera tenido que fiar su suerte a los fichajes millonarios, otro gallo nos habría cantado.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts