Domingo, 4 diciembre, 2016

Estilo Rosell
Estilo Rosell

Estilo Rosell

Escribo esto no como buena catalana que “mira la pela” –que también- sino porque creo que vamos a vivir un nuevo ciclo institucional en el Barça. Botellas de champagne Mumm y jets privados al margen, la austeridad que impera ya en la nueva junta directiva de Rosell empieza a notarse. El fichaje de Cesc va a ser la primera demostración. Ya ha hablado con el jugador, ha contactado con el Arsenal y les ha hecho saber que no va a cometer ninguna locura económica ni tan siquiera por el crack d’Arenys.

Sandro ha denunciado una deuda real de 480 millones de euros, va a revisar todos los contratos del personal del club –hay sueldos en Can Barça que el de Zapatero da risa- y no le va a temblar el pulso si tiene que decir no a una propuesta exagerada.

El estilo Rosell es la antítesis del estilo Florentino. Empezando por la “pela” y acabando por la cantera. Al Sr. Pérez no le importa tirar de talonario para cimentar su faraónico proyecto mientras los jóvenes de los filiales blancos se reparten por toda la geografía española buscándose la vida… A Sandro no le van a vender bisutería a precio de oro –que de este negocio sabe un rato- ni va a permitir que las joyas de la cantera acaben triunfando, en su mayoría, lejos del Camp Nou.

La sobriedad y la austeridad que, a priori, va a marcar la nueva directiva blaugrana está a años luz del desfase merengue. No me imagino a Rosell iniciando cada temporada proyectos deportivos a medio y largo plazo que acaban durando una temporada y se cuestionan a la mitad. Cierto es que este Barça que hereda parte con una base deportiva rayando la excelencia y que le toca la difícil tarea de mantenerla y mejorarla. Cierto es, también, que el Real Madrid se planta en la parrilla de salida con artillería pesada. Pero en el Camp Nou va a imperar el seny y mucho me temo que la pareja Mourinho-Florentino va a ser el máximo exponente de la rauxa.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts