Domingo, 11 diciembre, 2016

¿Se querellará Rosell contra Laporta?
¿Se querellará Rosell contra Laporta?

¿Se querellará Rosell contra Laporta?

Me parece bien si él mismo ha decidido que al nuevo presidente del Barça hay que respetarle, darle facilidades y no ponerle palos en las ruedas, se llame como se llame. Y me parece bien también si lo ha hecho a regañadientes y en contra de su voluntad atendiendo a las exigencias del club y al principio básico de gobernabilidad. Incluso en este caso, su predisposición a la buena voluntad en el traspaso de poderes tiene más valor.

Un presidente entrante y otro saliente de una institución centenaria como el Barça no pueden avergonzar al barcelonismo con sus rencillas particulares. Debe imponerse el seny, el mismo seny que no existió en la campaña electoral, cuando el presidente de todos los barcelonistas no sólo tomó partido por un socio candidato, sino que desacreditó a otros socios candidatos con un tono de dudosa elegancia. Por eso, después de la tempestad, bienvenida sea la calma. Y yo lo celebro.

Otra cosa es que el pacto de no agresión no sea sincero y obedezca a otras causas que se nos escapan al pueblo llano, a acuerdos indignos con antecedentes, a un “no me saques el Elefant Blau y yo haré la vista gorda con lo que haga falta”. Es una historia que no es nueva en el Barça. Pronto saldremos de dudas. El 1 de julio. Es la fecha elegida por Sandro Rosell para interponer una querella contra Joan Laporta, que no contra el presidente del Barça, por difamación.

Yo apuesto a que la querella quedará en nada y a que Rosell apenas descubrirá un par de bobadas bajo las alfombras. No sé si eso será lo mejor. Lo que hubiera sido aún peor es ver a dos presidentes del Barcelona tirándose los trastos a la cabeza. Después del “que n´aprenguin” parece que han aprendido todos.

Imma Pedemonte es periodista de TV3

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts