Miércoles, 7 diciembre, 2016

Los derechos del Barça desataron el conflicto
Los derechos del Barça desataron el conflicto

Los derechos del Barça desataron el conflicto

El origen del conflicto denominado Guerra del Fútbol arranca del contrato que firmaron Audiovisual Sport (participada por Sogecable en un 80 por ciento) y Mediapro el 24 de julio de 2006 para explotar los derechos de Liga y Copa. Por dicho contrato, ambas partes se comprometían a aportar los derechos de los clubes que poseían por separado.

No obstante, Mediapro negoció posteriormente “a espaldas” la contratación de derechos de varios clubes, entre ellos el Barcelona. Sogecable presentó así una demanda en julio de 2007 “por continuos incumplimientos” y, a finales de agosto, anunció la suspensión del suministro de la señal a Mediapro por impago de 58 millones de euros. Mediapro respondió impidiéndole emitir partidos de los clubes de los que ya poseía los derechos. La Liga 2007-08 se inició con un panorama televisivo caótico, llegando a vivirse semanas con la emisión de cuatro partidos en abierto. Meses después, un juzgado restablecía la situación estimando unas medidas cautelares para que Mediapro sólo pudiera emitir un encuentro en abierto.

La aparición, en 2009, de la televisión temática de Mediapro GolT (entonces Gol TV) estuvo a punto de recrudecer el conflicto, aunque ambas compañías llegaron luego a un acuerdo para explotar el fútbol a través de Digital Plus y Gol T. Pero la demanda presentada en julio de 2007 seguía su curso y el 15 de marzo de este año, un juzgado condenaba a Mediapro a pagar casi 105 millones de euros a Sogecable por los daños causados, solamente, hasta febrero de 2008.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts