Martes, 6 diciembre, 2016

JM Casanovas – Transición en paz
JM Casanovas – Transición en paz

JM Casanovas – Transición en paz

TODOS EN SU SITIO. La ventaja de una victoria en las urnas como la del domingo es que todo el mundo sabe el lugar en el que ha de estar. Rosell, generoso abriendo la mano y llamando el primer día a Laporta y Guardiola; Laporta, poniéndose a las órdenes del nuevo presidente, asegurando una transición pacífica y garantizando que no hará oposición y Pep, deseando reunirse con Sandro antes de irse de vacaciones para acordar las grandes decisiones deportivas pendientes, como el fichaje de Cesc y la no continuidad de Ibrahimovic. La sensación del socio barcelonista es que esta victoria de Rosell servirá para unir, para sellar viejas heridas y para remar todos juntos por el bien del Barça. Hay deseos y auténticas ganas de que esto sea así y no nos cabe ninguna duda de que así será.

EL FONDO Y LAS FORMAS. Después de lo que le ha pasado a Laporta, Sandro Rosell tiene que tener muy claro que, en el Barça, el presidente debe cuidar tanto el fondo como las formas. De poco le ha servido a los continuistas ganar las seis copas si las formas les han fallado. En esta transición que va a durar quince días, tanto Rosell como Laporta son conscientes de que deben respetar las formas, puesto que habrá poco fondo. Ya fue bueno el abrazo en caliente que se dieron el domingo por la noche, como fue muy bueno que hablaran ayer en un tono de cordialidad y será buenísimo que cuando se reúnan lo hagan sólo pensando en el Barça. Por primera vez en la historia, habrá dos semanas de cohabitación presidencial y parece que habrá fair-play. El tono de la rueda de prensa de Laporta ayudará a llevar las cosas con sentido común. El presidente saliente se ha dado cuenta de que la agresividad y las guerras le han perjudicado y Rosell entiende que Laporta no merece acabar mal su presidencia. Que Laporta no haga mal uso de su apellido y no cierre mal la puerta de su despedida. Y todo eso no significa que, tal como anunció, Rosell no ponga una querella a Laporta por el asunto de las comisiones. Una cosa no quita la otra.

FUTURO OPTIMISTA. Volvemos al futuro del Barça. Podemos ser optimistas. Rosell entra en el club mucho mejor que hace siete años, cuando entró junto a Laporta. En el 2003 no había entrenador ni había equipo y la economía estaba muy mal. Hoy todo está bien encaminado. La reunión entre Sandro y Guardiola irá bien puesto que el presidente hará de presidente y el entrenador defenderá los intereses del equipo. Son los dos grandes activos del barcelonismo y no nos fallarán.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts