Viernes, 9 diciembre, 2016

El testamento de Benedito
El testamento de Benedito

El testamento de Benedito

“Haré todo lo que esté en mi mano para que el éxito de Sandro Rosell sea el éxito del Barça”. De esta manera Agustí Benedito se posiciona a favor del nuevo presidente descartando cualquier posibilidad de convertirse en oposición porque “es hora de estar unidos”. Sobre la posibilidad de que ejerza el papel de fiscal del nuevo presidente, Benedito quiere dejar bien claro que “haga lo que haga Sandro, yo nunca haré oposición contra él. De hecho, espero y deseo que las próximas elecciones sean en 2016 y no antes”, aunque sigue pensando que “de las cuatro propuestas, la de Sandro no era la mejor”.

Benedito saborea todavía lo que para él ha sido un gran éxito: “Si le hubiera pedido al socio su opinión sobre quién quería que quedara segundo, habríamos ganado nosotros por abrumadora mayoría”. Y niega que tenga el 2016 como objetivo próximo en sus aspiraciones: “ahora es momento de apoyar a Sandro Rosell y no de pensar en 2016”. De todas formas, deja su futuro “en manos de los socios. Haré lo que me pidan”, ha dicho sobre la representatividad que le confiere la medalla de plata obtenida en las urnas.

Sobre la posibilidad de que Sandro Rosell le ofrezca un hueco en su junta directiva, Benedito es claro: “No tengo ninguna propuesta de Sandro y, si se produjera, pienso que no tendría sentido, aunque está legitimado para hacerlo. Yo se lo agradecería, pero no aceptaría”.

Añade que “me ha sorprendido el apoyo tan mayoritario de los socios. Nosotros jugábamos otra Liga. Sandro jugaba la suya, pero en la nuestra hemos acabado los primeros”. De todas formas, le queda la duda de lo que hubiera podido pasar si las elecciones se hubieran celebrado coincidiendo con un partido del Barça en el Camp Nou, tal y como recomiendan los estatutos. También confiesa que le ha sorprendido el batacazo de las opciones laportistas porque “Laporta es el mejor presidente de la historia”.

Benedito defiende que “Sandro Rosell ha ganado con el apoyo de una parte del barcelonismo que estaba enfrentada a otra parte”, refiriéndose a los que no sintonizan con la onda de Joan Laporta, que se abrazó a él una vez conocidos los resultados electorales: “Su abrazo fue muy intenso e impetuoso y me dijo que había hecho una buena campaña. La situación tuvo un punto de emotividad”.

Está convencido de que “no se producirán problemas de cohabitación entre laporta y Rosell” y no coincide con Rosell en cuanto al papel presidencial que pueda tener Pep Guardiola en el futuro: “Es el mejor entrenador, pero no le veo de presidente. Ni siquiera creo que él pudiera estar interesado. Lo que tenemos que hacer es apoyarle cuando lleguen los malos resultados, que algún día tendrán que llegar”.

Finalmente, Benedito lamenta el papel que han desempañado algunos medios de comunicación, “especialmente el Grupo Godó, que ha hecho una apuesta clara y es muy posible que le saquen rendimiento en el futuro”.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts