Sábado, 10 diciembre, 2016

Benvingut, Sandro
Benvingut, Sandro

Benvingut, Sandro

El cambio era necesario. Por eso el barcelonismo te ha votado. El barcelonismo quiere acabar con la caspa cavernaria que ha gobernado el club hasta ahora. Quiere seguir disfrutando de los éxitos de Guardiola pero exige otro estilo en el palco. El barcelonismo quiere un presidente del que pueda sentirse orgulloso y no puedes fallar. No puedes caer en la tentación de emborracharte de poder, como le ha sucedido a tu antecesor.

El socio quiere un presidente que intervenga y que no se ponga en manos de ningún gurú. Quiere un presidente que no se dedique a espiar a nadie. Un presidente que no aspire a beneficiarse del cargo para lucrarse con negocios paralelos. Un presidente que no se dedique a ponerse como un bacó en los mejores restaurantes a la salud de los socios. Un presidente que no convierta al Barça en el brazo armado de ninguna opción política. Un presidente que no venda el patrimonio de los socios sin consultarles. Un presidente cercano al pueblo que cuando tenga que tomar una decisión transcendente la consulte. Un presidente, fundamentalmente, transparente. Un presidente de todos que evite los sectarismos y gobierne para todos.

Lo que ha votado el barcelonismo es un presidente que no se parezca a Laporta. Lo tienes fácil, ya sabes lo que no debes hacer. Ahora se trata de que construyas un nuevo Barça aprovechando lo que de bueno te encuentres y rechazando lo negativo. Sabes que el socio agradecerá que nombres como Oliver o Sala i Martín desaparezcan del centro del poder blaugrana.

No olvides que el socio te ha elegido porque le has prometido que informarás de todo cuanto sucede en el club. No puedes ahora olvidar tu promesa, como hizo tu antecesor. No hace falta que levantes las alfombras, pero es imprescindible que informes sobre todas las fechorías del antiguo régimen. El socio también te ha votado por eso.

Durante los últimos meses la artillería pesada del poder te ha estado apuntando. Te han buscado las cosquillas porque no han podido encontrarte un muerto en el armario. Y lo han intentado. Ahora los mismos que han disparado se abrazarán a ti. Tienes que entenderlo. Evita el sectarismo que ha caracterizado a tu antecesor. Tú eres el presidente de todos y has de gobernar sin rencores para todos. De entrada, puedes empezar por devolverle al Museu su auténtico nombre, Josep Lluís Núñez. Sólo alguien como Laporta es capaz de eliminar su nombre en una decisión tercermundista propia de quien actúa dejándose llevar por el rencor y no por el sentido común.

Bienvenido, Sandro, al mundo real. Lo harás muy bien, entre otras razones porque el listón te lo han puesto muy bajo.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts