Viernes, 9 diciembre, 2016

Maradona: “Guardiola cuidó a Xavi, pero nunca a Messi”
Maradona: “Guardiola cuidó a Xavi, pero nunca a Messi”

Maradona: “Guardiola cuidó a Xavi, pero nunca a Messi”

Entre los doce mortales con los que no se había metido Maradona estaba Pep Guardiola: ya no. Ayer le dedicó Diego este ‘guiño’: “Messi viene de jugar 73 partidos, Guardiola guardaba a Xavi y a otros, pero no a Leo”. Bueno, pues no: Xavi jugó 4.422 minutos con el Barça esta temporada y Messi, 4.398. En 53 partidos ambos, los mismos, no 73. A no ser que cuente los de entrenamiento

Cosas ‘del’ Diego la víspera de su debut en un Mundial como entrenador, precisamente ante el rival con el que se despidió como futbolista. Fue frente a Nigeria en Estados Unidos 94 (4-1 ganaron los argentinos) cuando el 10 dio positivo en el control antidopaje y acabó así su extraordinaria carrera. La cara agradable de Argentina frente a los nigerianos la vivimos hace dos años en la final de los Juegos de Pekín que ganó la albiceleste en lo que es su último gran título. Claro que en Atlanta 94 quien ganó fue la Nigeria de Amunike. El desempate, ya con gente de esta generación, llegó en la final del Mundial Sub-20 de Holanda, cuando liderada por Messi, Argentina se impuso a los nigerianos.

Maradona protagonizó ayer la nota inesperada del día cuando rompió a llorar tras su partidillo con el cuerpo técnico donde demostró que si le dejan, esa zurda es lo que se dice incorrupta. Resulta que el diario Olé le llevó una carta escrita por su hija Dalma, la mayor, en la que le escribió: “Papá, como siempre te dije estás en donde te ‘merecés’ estar”. Diego se emocionó y sus ojos se llenaron de lágrimas en el que fue su momento más tierno desde que pisó África, a 24 horas escasas del estreno de su equipo ante una Nigeria que no ha hecho ruido y va a vender cara su piel.

Pues, en efecto, las ‘Águilas Verdes’ son un equipo convencido de su valía y que sabe que no tiene esta tarde mucho que perder: el cartel de favorito es para su rival. El veterano Nwankwo Kanu pronosticó un triunfo de los suyos por 1-0 ó 2-1. Los entrena un sueco, Lars Lagerback, buscando por lo visto darle a la buena generación de futbolistas del país un orden nórdico del que desde luego carecen ellos y todos los africanos: ver el gol del empate de México ayer. Acusarán sin duda la falta de su mayor figura, Obi Mikel, jugador del Chelsea y se apoyan en la generación formada por Lukman Haruna, la estrella del Mónaco, Odemwingie, Martins, Ogbuke-Obasi, Yakubu Aiyegben y Shittu. Un equipo de lo más respetable y que buscará dar la sorpresa ante la albiceleste.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts