Lunes, 5 diciembre, 2016

Cesc: “Dejadme marchar”
Cesc: “Dejadme marchar”

Cesc: “Dejadme marchar”

ACesc se le empieza a agotar la paciencia. El compromiso arrancado en su día a Arsène Wenger se hace de rogar y el Arsenal, de momento, no muestra la más mínima predisposición a entablar una negociación para traspasar a su capitán. El técnico del conjunto londinense accedió a facilitar los contactos cuando llegara el momento oportuno pero, por ahora, salvo el rechazo frontal a la primera oferta azulgrana, nada de nada.

Cesc sí cumple su palabra. Desde el primer día, el catalán aseguró que estaba dispuesto a ayudar en lo que hiciera falta a que el traspaso fuera una realidad en la que todas las partes salieran beneficiadas. Públicamente dio el primer paso al manifestar su voluntad por regresar al Barça y finiquitar su etapa en el Arsenal. Ayer se repitió un capítulo similar. El centrocampista volvió a entrar en juego para recordar promesas incumplidas a Wenger y pedir que ambos clubs se sienten en una mesa hasta llegar al acuerdo.

Era el último día hábil antes de que Cesc Fàbregas se concentre definitivamente con la selección española e inicie su viaje a Sudáfrica. En sus escasas horas de descanso, el futbolista cogió el teléfono y llamó personalmente a Wenger. Fuentes próximas al de Arenys confirmaron que el jugador reclamó un esfuerzo para dinamizar los contactos y flexibilizar la rígida postura que ha evidenciado el Arsenal desde que el Barça confirmara su interés por su contratación. Cesc le recordó, una vez más, su deseo de regresar al Barça. No quiere iniciar una nueva campaña en la Premier y el entrenador galo lo sabe desde hace meses.

Txiki Begiristain y Raül Sanllehí han intentado retomar los contactos con el club londinense, aunque sin demasiado acierto en los últimos días. Ahora confían que, gracias a la colaboración directa del jugador, el Arsenal se muestre bastante más comprensivo.

Hoy se presume un día clave en el proceso negociador. Txiki intentará ponerse en contacto con el Arsenal y valorará el efecto de la presión de Cesc. Si le abren las puertas, la próxima semana, ya en sintonía con el nuevo presidente, habrá segunda oferta y probable viaje a Londres. Un cambio de escenario radical. En caso contrario, la nueva junta deberá marcar las directrices a seguir. Por cierto, con el calendario del Mundial en la mano, Laporta aún podría presentar a Cesc si España cayera en la primera fase del Mundial. Una coyuntura casi imposible.
Xavi:

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts