Jueves, 8 diciembre, 2016

Se acabó
Se acabó

Se acabó

Arranque espectacular del Caja Laboral. Ordenados en ataques y con fortuna desde la linea de 6,25, los de Dusko Ivanovic se fueron enseguida del marcador con un parcial de 10-3, nada más empezar. El Caja Laboral dominó el rebote ofensivo, el primero que lograron los blancos fue a falta de un minuto para el final del cuarto. Además, Ettore Messina tuvo que sentar en el banco a Tomic y Lavrinovic enseguida porque se cargaron de faltas, con dos y tres respectivamente. Cuando faltaban 3 minutos y medio para la finalización del primer tiempo se llegó a la máxima diferencia 17-6, pero un gran Sergio Llull repondía con dos canastas que recortaba distancias (18-12).

Sin Llull en la pista el equipo de Messina estaba perdido en ataque, jugándosela desde tiros exteriores sin fortuna. El juego del Caja Laboral se endureció en el segundo tiempo. Como sucedió en el primer tiempo, el Real Madrid no despertó hasta el último tramo del cuarto, gracias a dos robos de balón seguidos, despertaba en el tramo final y se ponía a cinco puntos. Con un tanteo muy bajo, 28-23, se llegó al descanso.

Un triple, una canasta y un 2+1 de Reyes, nada más empezar el tercer cuarto, empataba el partido a 32-32. El tandem Reyes- Llull funció a la perfección y evitó que el equipo de Vitoria se marchara, otra vez, en el marcador. Pero el brasileño Splitter dio unauténtico recital. Volvió a ser el mejor de su equipo ante un desaparecido Tomic. El último cuarto, que empezó con un ajustado 46-43, fue el más disputado. Todo estaba por decidir. El Madrid se creció en el tramo final del partido, con un Felipe Reyes imparable. El equipo de Messina se puso, por primera vez por delante en el marcador en el minuto 2 de este tiempo, gracias a un triple de Vidal (50-49). Pero LLull se la jugó por dos veces a la desesperada sin fortuna. Al final 64-56 y el Caja Labora que se mete en la final, donde le espera el Regal Barça.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts