Lunes, 5 diciembre, 2016

El Elefant Blau contra el Elefant Blau
El Elefant Blau contra el Elefant Blau

El Elefant Blau contra el Elefant Blau

Se podrá discutir si son cuatro alternativas o más bien son opciones complementarias, pero al menos, el socio del Barça va a tener la opción de acudir a las urnas el próximo día 13. No como en otros clubes, también deportivos, y donde sus socios no han podido ejercer el derecho al voto en los últimos comicios. Allí, la obligación estatutaria de presentar un aval previo ahuyenta el debate. Y, por aclamación galáctica… et voilà, habemus presidente blanco.

Las candidaturas de Sandro Rosell, Marc Ingla, Jaume Ferrer y Agustí Benedito tienen un denominador común: todos ellos llevan en sus listas a fundadores del Elefant Blau, la mítica plataforma anti nuñista creada en 1998. Doce años después, el paquidermo ‘destroyer’ tratará de mantener el poder que alcanzó con su gurú Laporta.

Rosell lleva como responsable de patrimonio a Jordi Moix, también ex dirigente del club del 2003 al 2005. Ingla, por su parte, cuenta con los ‘efefantes’ Alfons Godall y Albert Vicens, vicepresidentes de Laporta. Ferrer puede presumir de tener en sus filas a Albert Perrín y Alfonso Castro. Mientras que Benedito es un antiguo colaborador de este grupo opositor que en 2008 dejó la comisión social del Barça por discrepancias con Laporta.

En cuanto a los modelos, los cuatro apuestan por mantener al actual entrenador y el estilo de juego, un fútbol, por otra parte, que el Barça ha practicado siempre. Pero los refundadores del club, apoyados por los palmeros y palanganeros distribuidos adecuadamente en los medios, han otorgado todo el mérito a la llegada de Johan Cruyff como entrenador.

Mentira supina. A lo largo de los años, si alguna cosa ha distinguido al Barça ha sido el tratar de alcanzar la victoria a través de un juego vistoso, desde los tiempos de Josep Samitier, cuanto menos. En les Corts y después en el Camp Nou nunca se ha permitido que un técnico impusiera un estilo basado sólo en la garra y la épica.

En temporadas de crisis, de falta de títulos, cuando se ha recurrido al Mourinho de la época, el club siempre ha acabado regresando a los orígenes. Incluso antes del nacimiento del profeta.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts