Jueves, 8 diciembre, 2016

¿Mourinho defensivo?
¿Mourinho defensivo?

¿Mourinho defensivo?

Tengo a Mourinho por un tipo inteligente. Su trayectoria confirma que sabe lo que se lleva entre manos. Tantos éxitos, con el Oporto, el Chelsea y el Inter, no se consiguen por casualidad. Algo hay ahí. Por eso estoy absolutamente convencido de que Mourinho sabe mejor que nadie lo que más le conviene al Madrid del futuro. Y, con los Ferrari que tiene a su disposición en el vestuario, no creo que su objetivo sea competir en una carrera de carros.

No conozco un solo futbolista que hable mal de él y los hechos demuestran que sabe adaptarse a los jugadores que tiene a su disposición. En el Oporto jugaba de una manera, en el Chelsea de otra, en el Inter de otra…y en el Real Madrid de otra.

No me parece correcto quedarnos ahora con la imagen del Mourinho de la segunda parte jugada por el Inter en el Camp Nou. Moratti le fichó para ser campeón de Europa, dejó KO al Chelsea y se presentó en Barcelona con una renta de dos goles. Ese día no contaba el espectáculo, sino la final del Bernabéu. Y como sabía que con el Barça nadie puede competir en posesión del balón, optó por regalar la pelota, aún en inferioridad numérica, y esperar al Barça de manera ordenada. Cada partido tiene su estrategia y Mourinho escogió la más adecuada para jugarle al Barça ese día. Cuando vuelva al Camp Nou con el Madrid, seguro que plantea el partido de otra manera.

Olvidémonos del Inter y pensemos en un Mourinho en clave madridista porque, como me ha confesado recientemente un futbolista de elite que juega en Italia, en el calcio los partidos se acaban cuando uno de los dos equipos marca un gol. Eso vale en Italia, pero nada tiene que ver con el fútbol español.

Convirtió al Chelsea en el equipo más continental de las islas y se va del Inter logrando el triplete. Algo especial tiene este tipo. Y como tonto no es, habrá analizado lo que ha pasado en el Bernabéu en los últimos años y sabrá que el público de aquí tiene tanta hambre de títulos como de espectáculo. El madridismo ahora aspira a alcanzar ambas metas y tiene por fin a alguien, un líder, al que agarrarse.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts