Jueves, 8 diciembre, 2016

A. Relaño – Mourinho: cuarta estación, Real Madrid
A. Relaño – Mourinho: cuarta estación, Real Madrid

A. Relaño – Mourinho: cuarta estación, Real Madrid

Cuando Mourinho dejó el Oporto, con el logro de una Champions que sorprendió a todo el mundo, comentó a alguien a quien conozco que tenía un plan de vida trazado, una ambiciosa hoja de ruta en el fútbol: tres años en la Premier, con dos ligas y una Champions, luego otros tres en el calcio, también dos ligas y una Champions, y después la liga española, siempre con el mismo objetivo: dos y una en tres años. Después su plan era regresar a Portugal envuelto en éxito y experiencia, con la ambición, muy legítima tras esos logros, de convertirse en seleccionador nacional y alcanzar Eurocopa y Mundial.

No me sonó a delirio de megalómano. Quizá porque la persona que le conocía me encareció mucho sus virtudes, quizá porque yo mismo empezaba a tenerle un respeto, visto cómo había hecho del Oporto un grande. El otro día decía Juan Cruz en estas páginas que la imagen que se tiene en España de Mourinho nace de la confusión de pensar que alguien por ser un intérprete es un inútil para cualquier otra cosa, razonamiento sin base. Conocer más de una lengua no es menoscabo, sino al revés, refleja mérito e inteligencia. Además, Mourinho no era sólo intérprete, sino un segundo que además traducía.

El caso es que más o menos los planes le han salido. Le faltó la Champions en el Chelsea, donde Abramovich le coló fichajes y le acabó echando, porque él no tragaba con ponerlos. (Aviso a navegantes). A cambio, en el Inter le ha sobrado un año, así que ya está listo para nuestra liga, a la que entra por la casa que más le necesita, el Madrid. A mí me admira de este hombre su determinación, reflejada en esa biografía calculada, compromiso consigo mismo que ha ido cumpliendo. Eso le va a venir bien al Madrid, supongo. Sólo me deja dudas su fútbol, que se parece poco al sueño de Florentino. Pero quizá, con estos jugadores…

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts