Sábado, 3 diciembre, 2016

Villa llega un año tarde
Villa llega un año tarde

Villa llega un año tarde

Ibra inventó un remate de tacón ante el Valladolid que nadie entendió cuando lo tenía todo a favor para marcar el 5-0 de cabeza. El sueco buscó la solución más difícil, la contorsión más arobática, para resolver lo que cualquier ariete corriente tendría muy claro. El remate se fue muy lejos, a la izquierda de Jacobo. Zlatan quería sumarse a la fiesta regalando una genialidad, pero volvió a darse de bruces con la realidad. Ibra es un crack indiscutible que ha jugado bloqueado mucho tiempo y también es el vivo ejemplo de que no es sencillo triunfar en el Barça. Falto de adaptación, no acabó de ser ni pivote, ni pasador, ni goleador y poco a poco fue perdiendo la aureola con la que llegó a Can Barça.

Con Villa no pasará todo eso. El año pasado el asturiano ya era la primera opción, y como dice la sabiduría popular, la primera es siempre la buena decisión. El asturiano era el ‘9’ elegido pero todo se precipitó en una operación desastrosa (48 millones, más 20 por Eto’o) porque el camerunes, forzado a marcharse, sólo quiso irse al Inter, el único club que le pagaba lo que pedía. Al final, ni Ibra ni Eto’o han sido felices con el cambio, aunque el africano está a punto de lograr en el Bernabéu su segundo triplete. Ibra ha firmado un año aceptable y su comportamiento ha sido correcto a pesar de los recelos que despertaba, pero no es un jugador para aguantar en un banquillo. A veces es complicado triunfar en el Barça, incluso para una estrella. Villa no es una ‘vedette’, sabe cuál es el ‘rol’ de Messi y encontrará su papel en el vestuario. Bienvenido, aunque con un año de retraso.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts