Jueves, 8 diciembre, 2016

Y Xavi y compañía se fueron al Luz de Gas
Y Xavi y compañía se fueron al Luz de Gas

Y Xavi y compañía se fueron al Luz de Gas

Los estrictos horarios nocturnos en la capital de los Emiratos Árabes -a las 2:30 horas se acabó la fiesta programada en el hotel y no había ninguna alternativa posible para seguir porque todo estaba cerrado- aguaron un poco el festejo, principalmente para los más jóvenes.

Esta vez todo fue distinto. Se jugaba en casa y eso se tenía que notar. “‘Presi’ nos vemos en el Luz de Gas”, le gritó Xavi a Laporta en la despedida de su parlamento sobre el césped. Dicho y hecho. No fue exactamente en Luz de Gas, pero casi. Tras los festejos del Camp Nou, todo estaba programado para que la plantilla siguiera la fiesta en la discoteca Sala B, adyacente y propiedad también de los dueños de Luz de Gas. Fue un acto completamente privado.

La Masia al poder

Después de la celebración colectiva en el Estadi, en la Sala B sólo hubo presencia de la cantera, con la excepción de Pinto, muy integrado también en el grupo. A los Xavi, Puyol y Piqué, que llevaron la voz cantante, les acompañaron Messi, Busquets, Pedro, Jeffren y Jonathan, junto a sus parejas, familiares y amigos.

Una vez más, la piña y el compromiso fue palpable, también fuera del campo. En la despedida del presidente, los jugadores quisieron hacerle su particular homenaje. Los veteranos cogieron a Laporta por banda y empezaron a bailar con él coreando la célebre frase del presidente: “‘Que n’aprenguin, oe, que n’aprenguin, oe'” (Que aprendan).

No estuvo la plantilla al completo, pero sí todo el staff técnico, con Pep Guardiola, Tito Vilanova y el relaciones externas del club azulgrana, Manel Estiarte, a la cabeza. Después del agradecimiento público que hizo ante los 98.083 espectadores, Pep seabrazó luego en privado con el presidente.

Sin baño de ‘champagne’

Hubo cachondeo y corrió el alcohol, pero la cosa no se fue de madre. De hecho, esta vez Laporta, que lució toda la noche la camiseta que le regaló Xavi, no llegó a remojarse en ‘champagne’. Puyol, llevado por su amigo y compañero en el eje de la zaga, Gerard Piqué se soltó la melena y subió a la tarima para marcarse unos bailes, especialmente con las canciones de ‘Cold Play’ y ‘The Killers’, los talismanes de las seis copas y de la Liga récord acompañada del año en blanco del Madrid.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts