Domingo, 4 diciembre, 2016

Florentino, el Madrid y los entrenadores
Florentino, el Madrid y los entrenadores

Florentino, el Madrid y los entrenadores

La historia demuestra que hay una difícil relación entre el Real Madrid y sus entrenadores, así que no es extraño que en la visita que ayer hizo Florentino a AS (aún no conocía nuestras nuevas instalaciones, a las que nos trasladamos hace unos pocos meses) el tema saliera a relucir. El Madrid no es club que parezca deber gran cosa a sus entrenadores. De hecho, cuando se habla de los grandes ‘madrides’ de la historia, nunca se alude al entrenador. Hubo el ‘Madrid de Di Stéfano’ (jugador), el Madrid ‘ye-yé’, el Madrid ‘de los garcías’, el Madrid de ‘la Quinta del Buitre’, o el Madrid ‘Galáctico’. Así se ha visto siempre a este club.

Nunca ha quedado asociada una época del Madrid a su entrenador, y eso que los ha habido con persistencia en el tiempo (Miguel Muñoz) o con fuerte personalidad (Capello, dos veces). La cuestión saltó ayer sobre la mesa como una mera discusión teórica: ¿debe el Madrid seguir siendo así o le conviene ya, dadas las exigencias de los tiempos, ir a otro modelo? ¿Puede un entrenador de perfil bajo manejar jugadores de la máxima categoría mundial como los que ahora el Madrid puede y quiere tener, o hace falta un líder indiscutible en el banquillo para gestionar esos talentos y esos egos tan extraordinarios?

Más o menos ahí latía lo de que si Pellegrini o Mourinho, entendiendo que uno representa un modelo y el otro el opuesto. En realidad, crea cierto vértigo la ruptura de una línea, de un estilo. El Madrid nunca fue equipo de entrenador, y cuando lo pretendió más seriamente, las dos veces de Capello, no resultó. Pero también es cierto que en estos tiempos tan galácticos hace falta mucho temperamento para imponerse a jugadores que acumulan fama y fortuna en proporciones no conocidas hasta la fecha. Francamente, el asunto me crea duda, y entiendo la confusión en la que el Madrid se encuentra ante el caso.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts