Viernes, 9 diciembre, 2016

Miguel Rico – Cuanto más Barça, menos Madrid
Miguel Rico – Cuanto más Barça, menos Madrid

Miguel Rico – Cuanto más Barça, menos Madrid

Florentino Pérez, crecido por el esplendor de su galaxia, nos contaba, en aquel tiempo, que ganar la Liga con 18 puntos de ventaja sobre el Barça (como ocurrió en la Liga 2001-2002) no le producía ninguna satisfacción especial. Sentía a su equipo -con Figo y Zidane al frente- tan superior al eterno rival que le entraba la risa con el Barça de Christanval, Coco, Rochemback, Geovanni y compañía.

El presidente del Real Madrid, para apuntalar su teoría, insistía en que lo que realmente tendría mérito sería ganarle el título a un Barça que, con futbolistas de máximo nivel, pudiera ponerle las cosas difíciles a ese proyecto galáctico que Florentino culminó comprando también al glamuroso David Beckham y al fabuloso Ronaldo. Y Florentino estaba tan seguro de sí mismo y de su fortuna que jamás pensó en verse como se está viendo.

Hoy, ocho o nueve años después de aquel encuentro con el presidente del Madrid, Florentino -que así ganó un par de Ligas- vuelve a correr el riesgo de quedarse en blanco. Desde 2003, cuando el Barça tenía lo que tenía y él despidió a Del Bosque tras ganar la Champions, el Madrid ha ganado títulos con Ramón Calderón pero nada reseñable con Florentino. Y esta temporada, después de haber invertido casi 300 millones para ganar la Liga, la Copa y la Champions, va por el mismo camino.

El Madrid, su Madrid, sigue manteniendo la fórmula galáctica (Kaká y Cristiano Ronaldo son el Figo y el Zidane del 2000) pero el Barça ya no es viva la imagen de entonces. Todo lo contrario. Aquí hay un modelo único que, con mayoría de jugadores titulares formados en la casa, defiende la idea del juego por encima del negocio.

El Barça, si ha de elegir, prefiere ser el más grande en vez del más rico. Son los títulos los que traen el dinero y no al revés, Los equipos no se compran, se hacen. Y el Barça, que los trabaja desde que sus profesionales son niños. busca los títulos con jugadores comprometidos y entrenados por técnicos que creen en la cultura del club más que en el dinero. Por eso, especialmente por eso, tendría tantísimo mérito ganar esta Liga.

Para demostrar, mejor dicho, para confirmar (con Pedro, con Busquets, con Bojan, con Xavi, con Puyol, con Valdés, con Jeffren, con Piqué y, por supuesto, con Messi) que cuanto más fiel a sí mismo sea el Barça mas inalcanzable será para el Madrid. Se gaste lo que se gaste año tras año.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts