Martes, 6 diciembre, 2016

Alves-Xavi-Messi: La mejor banda derecha del mundo
Alves-Xavi-Messi: La mejor banda derecha del mundo

Alves-Xavi-Messi: La mejor banda derecha del mundo

Cuando a los rivales del Barça les pasan las alineaciones de los partidos, sus laterales izquierdos resoplan y tragan saliva pensando en lo que se les viene encima. En la mayoría de las ocasiones tedrán enfrente la banda derecha más potente y determinante del mundo. Ninguna otra, ni la de los finalistas de la Champions League, ofrece registros parecidos. La conexión Alves-Xavi-Messi causa estragos allí por donde pasa, sin miramientos, arrasando con todo. Forman una conexión letal. Crean, se entienden y transforman. Entre los tres suman 54 goles de los 131 logrados por los azulgrana en el cómputo de las seis competiciones pero lo más sobresaliente es su estadística en pases de gol. 38 en total. No es de extrañar que ficharlos cueste 500 millones.

Cierto que el Barça se mueve circulando a gran velocidad, permutando posiciones. Que Xavi dirige por todo el campo y que un Messi con libertad de acción agujerea cualquier defensa. Entre por donde entre. Pero cuando el tridente se asocia por la derecha, la autopista hacia el gol es directa. El peaje lo pagan los otros. Que se lo pregunten al Estudiantes argentino. Un centro de Alves rematado por Messi con el pecho, con el escudo, valió un Mundial de Clubs. Fue, sin duda, el pase de gol más lustroso de la temporada.

El especialista es, de todas formas, Xavi. Es la batuta del equipo. Interpreta el partido, dirige y actúa con una plasticidad fuera de lo normal. Hasta 8 jugadores -Bojan (2), Ibra (2), Pedro (2), Piqué (1), Jeffren (1), Alves (1), Touré (1) y Messi (5)- se han beneficiado de su clarividencia táctica, de sus 16 pases de gol. El Balón de Oro es quien mejor le entiende. Una mirada o simplemente un gesto son suficientes para inventar un pase milimétricamente calculado. En el 1-4 en El Sardinero le dio los dos del doblete y en Madrid, uno para firmar la segunda gesta consecutiva en el Bernabéu.

Alves también dispone de una relevante cuota de protagonismo. Sus galopadas,sus triangulaciones y sus centros han producido un rédito poco habitual para un defensa. Su principal receptor es Messi (6). El último fue ante el Tenerife y permitió cerrar el marcador. Pero será Ibra quien no olvidará uno de sus centros. Un balón bombeado desde la derecha lo empalmó sin contemplaciones incrustándolo en la portería del Real Madrid. El sueco (1), Bojan (1), Keita (1), Pedro (1), Puyol (1) y el propio Xavi (1), en aquel partido en Valladolid, fueron sus destinatarios.

Messi es de otra galaxia. Asiste, no tanto como marca, pero se le da igual de bien. Pedro lo sabe. Un balón al hueco le habilitó para marcar al Shakhtar y festejar la Supercopa de Europa. Ibra, también. El argentino le ha puesto 3 goles y el nórdico le ha correspondido con 4. No se entenderán en el campo pero las críticas son menos cuando se repasan las estadísticas. Bojan (1), Keita (2), Pedro (1), Puyol (1), Xavi (1) y Thiago (1) también han celebrado tantos gracias a él y ha recibido ‘regalos’ de diez.

Caudal goleador

En el capítulo de goles, Messi se lleva todas las medallas. Contabiliza 44 y está a sólo tres de igualar a Ronaldo, que en su única temporada de azulgrana sumó 47. Son tres goles, un reto asequible cuando hay dos partidos por delante, y más teniendo en cuenta que ha logrado doblete goleador en ocho ocasiones, un ‘hat trick’ en tres y un póker en uno.

Xavi se puede dar por conforme con sus 7 tantos. Es la tercera mejor marca en sus 12 temporadas de azulgrana. Un dato más: ha marcado en cuatro de las seis competiciones oficiales de este año. Sólo en la Supercopa de Europa y el Mundial no vio puerta. Alves tampoco se puede quejar. Suma 3 y su tope azulgrana es de 5. Menudo trío

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts