Martes, 6 diciembre, 2016

Enrique Ortego – Kaká, el mejor aliado de CR9
Enrique Ortego – Kaká, el mejor aliado de CR9

Enrique Ortego – Kaká, el mejor aliado de CR9

1. Se buscan y se entienden. Se pudo comprobar en los primeros partidos de la temporada cuando jugaron juntos y el sábado anterior en Zaragoza cuando el brasileño buscó el pase interior del portugués al espacio libre y marcó el gol de triunfo. Kaká y CR9 juegan en una misma dimensión y forman la mejor sociedad del equipo. Kaká ha marcado dos goles a pase de Cristiano y Cristiano tres a pase de Kaká. En total han jugado quince partidos juntos en lo que va de temporada, doce como titulares y tres entrando uno de ellos desde el banquillo.

Ante Osasuna en la hora que estuvieron juntos sobre el terreno se buscaron constantemente por la banda izquierda. Uno esperaba al otro para combinar entre ellos. Se complementaron perfectamente y parecen entenderse con la mirada. Además hay buena relación entre ellos, como se vio cuando CR9 fue a buscar a Kaká para celebrar con él el primer gol.

2. Una victoria que hace dudar. A estas alturas de la temporada y con la Liga en juego como única alternativa para salvar la temporada, el principal objetivo del Real Madrid debe ser la victoria. Sobre eso no valen argumentos líricos ni románticos. Pero conseguidos los tres puntos en el último minuto ante Osasuna… cabe una pequeña reflexión.

Algo no funciona bien cuando un equipo que lucha por el título tiene tantos problemas para derrotar a uno que lucha por no descender. Al Madrid hay que exigirle mucho más. No puede vivir de ramalazos, de ataques de rabia cuando se ve por debajo en el marcador. Tiene que exhibir más consistencia y continuidad en su juego para no vivir en el alambre. Al Bernabéu se le escaparon ayer un puñado de silbidos de desaprobación. Le gusta ganar, pero no de esa forma. Quiere más.

3. Bien por Camacho y Osasuna. No ha arañado ni un punto en casa de los grandes, pero a todos les ha presentado batalla. Al Barça, al Atlético, al Mallorca, al Valencia… y al Madrid. Camacho demostró que con trabajo y dedicación se pueden conseguir muchos progresos en el fútbol. Tácticamente su planteamiento fue perfecto. Y eso que como su equipo no está acostumbrado a disputar los tres partidos en una semana, reservó a Puñal y Pandiani, dos hombres vitales en su esquema y sus fundamentos tácticos, que tenían cuatro tarjetas. Se defendió con orden y atacó con prudencia pero con tino.

Puede considerarse una anécdota meter un gol propiciado por un saque de banda, pero no lo es. Son muchas horas de ensayar esa jugada y no salió por casualidad sino porque se machaca todos los días. Lo sabe media Liga.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts