Sábado, 10 diciembre, 2016

El fracaso del Madrid
El fracaso del Madrid

El fracaso del Madrid

Los blancos bordean el precipicio. En esta temporada, la inversión que ha realizado Florentino Pérez en el baloncesto ha sido millonaria: 13 incorporaciones –contando la de su entrenador, Ettore Messina- y, hasta el momento, 21 jugadores han estado en nómina del club madrileño: una absoluta exageración.
Pero lo peor de todo es que tamaña factura no sólo no ha garantizado ningún título, sino que se ha estado subyugado al rival de siempre de una manera ignominiosa para cualquier aficionado que se precie. Todo comenzó en la Supercopa de España, un excelente aperitivo, en que los azulgrana superaron a los madridistas en la final. Dos derrotas claras en la Liga regular, una humillación en la final de la Copa del Rey y la eliminación de la Euroliga, con dos derrotas seguidas en Vistalegre, donde el Barcelona ha ganado las tres veces que ha jugado, las tres con claridad conforman un paisaje penoso para el madridismo: siete derrotes de ocho partidos con el rival más odiado.

14 años sin pisar una Final Four son muchos años para una entidad como el Real Madrid. Quedan ya muy lejos los tiempos de Pedro Ferrándiz y Lolo Sáinz. Ahora mismo, la primacía es azulgrana, guste o no. ¿Dónde está la diferencia? Apunten: el Barcelona es un equipo y el Madrid es un conjunto de individualidades. El nucleo duro de los catalanes lo forman, precisamente, jugadores catalanes, con un entrenador catalán al frente, que conocen perfectamente todos ellos la entidad a la que representan; en el bando castellano acaba de llegar Morris Almond, que está como un pulpo en un garaje: él y unos cuantos más.

En el momento de escribir estas líneas el Madrid acaba de perder el segundo puesto en la fase regular al caer derrotado en casa contra un Baskonia mermado. Messina, que es un buen entrenador, parece tener todo el crédito del mundo… ¿Todo? Ver por televisión cómo el rival de siempre juega para ser el mejor de Europa en la Final Four debe de ser duro, muy duro: ¿no creen?

Jordi Robirosa es el especialista en baloncesto de TV3

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts