Sábado, 10 diciembre, 2016

JM Casanovas – Reacción de campeón, victoria de título
JM Casanovas – Reacción de campeón, victoria de título

JM Casanovas – Reacción de campeón, victoria de título

REACCION DE CAMPEON. Cuando eran muchos los que daban al Barça por tocado, cuando la eliminación de la Champions parecía un golpe moral complicado, cuando en Madrid se hacían todo tipo de cábalas sobre el futuro del equipo de Guardiola, el Barça tuvo una reacción fantástica y dejó claro que luchará a muerte por ganar la Liga más disputada de la historia. Sacaron fuerzas de flaqueza, mostraron un coraje admirable, recuperaron su mejor juego en profundidad y velocidad. En una palabra, volvió a ser el auténtico Barça, arrolló al Villarreal, recuperó la confianza perdida y demostró a su afición que lo del Inter no fue más que un tropiezo. El cambio de chip fue espectacular, desde el primer minuto salieron mordiendo, desarbolaron al rival, movieron en balón a un ritmo vertiginoso, en una palabra, recuperaron sus esencias en un partido de gran responsabilidad ya que se jugaban tres puntos claves para revalidar el título.

IBRAHIMOVIC, CONDENADO. El primer elogio debe ser para Guardiola que ha conseguido levantar la moral del equipo en un tiempo récord. Otro factor importante fue la decisión técnica de dejar a Ibrahimovic en el banquillo. Este equipo juega mejor sin el sueco, sin que esto signifique enterrarlo por adelantado. La entrada de Bojan le dio más movilidad al ataque, crea más espacios para que Messi se mueva a sus anchas y la prueba es que Leo volvió a ser decisivo con dos goles que le sitúan muy cerca de convertirse en Bota de Oro del fútbol europeo. Ibra es muy estático, le cuesta definir, no se adapta al juego de sus compañeros y frena la velocidad de balón. La verdad es que un ataque de la cantera resulta lo más aconsejable cuando quedan tres partidos que se tienen que ganar como sea.

EL MADRID SIGUE A REMOLQUE. La victoria de anoche fue un duro golpe para el Madrid. Se quedaron muy tristes y con un palmo de narices cuando vieron que en el descanso el Barça ya tenía una goleada de campeonato. Ya sólo quedan tres partidos y el que parecía el escollo más comprometido se superó con nota. Ahora el objetivo es ganar en Sevilla, amarrar los dos encuentros que quedan en el Camp Nou y conseguir un récord de puntuación en la Liga, 99 puntos, que dejaría a los blancos con una frustración importante. Lo decíamos después de la decepción de la Champions, la Liga es la revancha. Si se gana a lo grande, será un colofón de temporada brillante e histórico. El Barça tiene madera de campeón y no tira nunca la toalla. La lección de anoche en Villarreal es la confirmación de que este equipo tiene un esplendoroso futuro por delante. El amor propio, la ambición de títulos y el orgullo de ser los mejores es el carnet de identidad de un Barça que recuperó su mejor cara.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts