Sábado, 3 diciembre, 2016

El espíritu del Madrid
El espíritu del Madrid

El espíritu del Madrid

Ya había avisado en madrid-barcelona.com que el Madrid y el Barça sudarían hasta el final del campeonato porque nadie se lo va a poner fácil. Tampoco se entregó Osasuna, que le complicó la vida al Madrid hasta el último minuto. Sin embargo, esta película ya la hemos visto muchas veces en el Bernabéu y yo no dudé en ningún momento de que a medida que se acercaba el final del partido acabaría llegando el gol blanco que lo desnivelaría. Es cierto que sufrir ante Osasuna no entraba en el guión, como tampoco estaba escrito que el Barça sudara tinta para deshacerse del colista Xerez en su propio estadio. A estas alturas nadie regala nada.

El empate no hubiera sido injusto, pero, amigos, para eso estaba ahí Cristiano Ronaldo. Los megacracks están para marcar las diferencias en los momentos importantes, y el portugués justificó ayer su fichaje decidiendo el partido a lo grande. Incluso Higuain, que jugó ante Osasuna uno de sus peores partidos, estuvo despierto para inventarse la jugada del gol de la victoria.

El Madrid no hizo un gran partido. Pero a estas alturas ya no estamos para exquisiteces. Hay que ganar. Y el Madrid ganó. Con lunares en defensa, pero dejando buena impresión delante. Las finales no se juegan, se ganan, solía decir Luís Aragonés. Y en eso está el Madrid, en la labor de ganar todo lo que le queda por delante. Ante Osasuna, un partido trampa, ganó y esa es la lectura positiva que debe hacer el madridismo, porque este equipo tiene crédito y se puede confiar en él. Tanto, que hay que apostar a que obtendrá los 98 puntos que tiene a su alcance. Cualquier otro equipo habría reaccionado ante las dificultades de Osasuna entregando la Liga. Este Madrd no, este Madrid no da una pelota por perdida ni dobla la rodilla con facilidad. El espíritu del Madrid apareció una vez más y el equipo fue digno de una historia repleta de ejemplos de pundonor y espíritu de superación.

Mantengo que el Barça sigue siendo el favorito porque tiene un punto más y no depende de nada más que de lo que haga él mismo. Pero el domingo tendrá una prueba de fuego definitiva en Sevilla. Ahí se jugará la Liga, de la misma manera que el Madrid tendrá en Mallorca su verdadero examen final este miércoles. Una cosa sí tengo clara: el que llegue a la última jornada como líder, será el campeón. El Madrid ganará en Málaga y el Barça al Valladolid en casa. La llave de esta liga la tienen Mallorca y Sevilla.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts