Jueves, 8 diciembre, 2016

¿Y quién decía que Raúl y Kaká estaban acabados?
¿Y quién decía que Raúl y Kaká estaban acabados?

¿Y quién decía que Raúl y Kaká estaban acabados?

El Real Madrid sigue agarrado a la Liga. Unas veces, con la calidad y fortaleza de Cristiano Ronaldo. Otras, con la tenacidad y la astucia de Raúl. Y cuando las lesiones se lo han permitido, con la calidad de Kaká. Anoche les tocó a ellos dos tirar del carro y dejar con el molde a los maledicentes que profetizan sobre el final de sus carreras. Viéndolos ayer, ¿quién decía que Raúl y Kaká estaban acabados?

El capitán volvía, 16 años después, al campo que le vio nacer como futbolista de Primera división. Por ley natural, le ha cambiado la cara y han menguado sus fuerzas. Pero no han disminuido ni su ilusión, ni su ambición, ni su viveza. El propio Raúl confesó que el partido era de los que le iban, que le gustaba cómo se habían puesto las cosas. Salió pronto pero una lesión le complicó el rendimiento. Pidió el cambio y, mientras se resolvía el trámite, hizo lo de siempre: ser eficaz hasta el último momento. Raúl merodeó por el área hasta que cazó un rechace y lo mandó a la red. El gol del cojo lo llaman en la jerga futbolística. El gol del listo habría que llamarlo cuando se trata de Raúl.

Lo de Kaká fue igual de meritorio. Tras más de 40 días lesionado, salió cuando el Madrid se jugaba, literalmente, la Liga. El brasileño incorporó dinamismo al juego, ofreciendo aire y espacios. Buscó el desmarque y ni siquiera pestañeó cuando tuvo que ajusticiar a Roberto. El gol vale su peso en oro. Si el Real Madrid finalmente consigue la Liga, el tanto de Kaká se considerará clave a la hora de hacer el recuento de méritos.

De paso, estos dos jugadores se reivindican a sí mismos ganando en autoestima y se postulan ante la afición como lo que son: excelentes futbolistas, cada uno en lo que sabe. Raúl, aprovechando hasta el último metro. Kaká, con la calidad por bandera. De acabados, nada.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts