Sábado, 10 diciembre, 2016

Jordi Évole – Resurgir de las cenizas
Jordi Évole – Resurgir de las cenizas

Jordi Évole – Resurgir de las cenizas

Las cenizas han marcado la semana del mundo supuestamente más desarollado. Hombres de negocios, mandatarios internacionales e incluso futbolistas de elite han tenido que recurrir al denostado autocar para llegar a sus destinos. Me gustó que nadie en el Barça pusiese el modo de transporte como excusa de nada, con otra frase lapidaria de Pep Guardiola: “Prefiero 14 horas de autocar que ver las semifinales en casa”.

Aunque no me extrañaría que todo lo del volcán fuese cosa de Mourinho, un entrenador en constante erupción. No había pitado el árbitro el final del partido del Giuseppe Meazza, que él ya estaba echando lava por la boca. El calentamiento del planeta puede tener muchas causas, pero una de ellas seguro que son las declaraciones de ‘Mou’.

Si por mí fuera, haría todo lo posible por conseguir que los volcanes de Olot se reactivasen hoy mismo. Y que el jueves se volviesen a calmar. Sólo por ver a los Zanetti, Maicon o Sneijder haciendo auto-stop para llegar a la cita del Camp Nou.

Pero eso no es posible, porque creo que reactivar volcanes es una de las competencias que reclama la Generalitat en el Estatut, por lo que por supuesto eso debe ser anticonstitucional.

El miércoles nos jugamos mucho, pero no nos lo jugamos todo. No hay duda que la ‘era Guardiola’ ha conseguido un cambio de ciclo deportivo indiscutible. Ahora nos toca a nosotros hacer el esfuerzo y conseguir un cambio de ciclo mental. El culé tiene que afrontar el partido sin los miedos que nos han atenazado en otras grandes ocasiones. Con optimismo, con confianza, sin euforia. Si se gana, la gloria. Pero si se pierde, no tiene que ser el infierno.

A mí lo único que me preocupa es cómo voy a ver el partido. Resulta que el miércoles tengo que coger un vuelo internacional (con permiso de los volcanes) que sale de Madrid a las 22.50 horas y tengo que estar en Barajas tres horas antes. Es decir, que me pillará todo el partido por los pasillos del aeropuerto madrileño. Si hay prórroga, me la pierdo volando. Intentaré verlo, aunque tenga que pasar por el suplicio de tragarme la retransmisión de Telemadrid. Igual esa penitencia me salva, y el próximo partido de Champions del Barça también lo veo en Madrid

No nos olvidemos que antes del miércoles tenemos el partido de las seis de esta tarde con el Xerez, que sigue dando coletazos para demostrar sus ganas de quedarse en Primera. Me encanta el horario, aunque alguno se queje de que no le dará tiempo de hacer la digestión. Me recuerda a los partidos que había antes los domingos a la cinco y que tanto escasean ahora en el Camp Nou. Una buena ocasión para ver en el campo a muchos niños luciendo sus camisetas, las mismas que lucen en los parques o en los colegios. Por cierto, ¿en qué pensamos los padres cuando vestimos a nuestros niños de futbolistas para ir al cole? Si el miércoles pasamos, el jueves habrá coles que parecerán la Botiga del Barça. Sería espectacular. Espero que no se lo pierdan

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts