Miércoles, 7 diciembre, 2016

Mou da una lección a Pep
Mou da una lección a Pep

Mou da una lección a Pep

Mourinho advirtió en la previa que este Inter era mejor que el de noviembre y tenía razón. Los italianos aprendieron de los dos partidos de la fase de grupos y esta vez le jugaron de otra forma al Barça. Presión en toda la cancha, solidez defensiva y ser letales a la contra. Eso, sumado a la mala defensa de los azulgrana y a una actuación arbitral que da vergüenza ajena es lo que ha decidido el partido de ida.

Al Barça le costó ser el Barça y en eso fue decisivo Mourinho. Esta vez el Inter no se resignó a darle el balón al equipo de Guardiola. El portugués salió como contra el CSKA, con tres delanteros y un surtidor de balones como Sneijder por detrás. El holandés se hinchó a darle pases a Milito y compañía, casi siempre ganándole la espalda a la zaga culé. Los mismos que otros días son un cerrojo, esta vez fueron unas hermanitas de la caridad.

El Inter empezó como un tiro. A intentar sentenciar la eliminatoria antes del Camp Nou. Pusieron al Barça contra las cuerdas desde el principio y cuando el gol italiano parecía cantado, apareció Pedro. Maxwell sorprendió a sus ex compañeros por la banda izquierda, dobló hacia atrás y el canario, sorprendentemente, adelantó a los catalanes. Ahí se acabaron las buenas noticias.

El Inter siguió con el plan y Sneijder puso el empate antes del descanso aprovechándose de la pájara defensiva de los de Guardiola. Al poco de empezar la segunda parte Maicon hizo el segundo y cuando se cumplía la hora Milito dio la estocada con un tanto en fuera de juego. El árbitro portugués Olegário Benquerença estuvo superado por las circunstancias desde el minuto 1. No dio la talla en uno de los partidos más importantes del año.

Esto aún no se ha acabado
En el último tercio del choque el Barça recuperó un poco de su espíritu y buscó un gol que facilitara la tarea de la vuelta. Ibra se borró, Alves no dio pie con bola y Messi no estuvo como otros días. Pedro y Xavi dieron la cara, pero no siempre puede sonar la flauta.

Aún así, esto aún no está decidido. Si el Barça consigue jugar en el Camp Nou con el mismo ritmo que en la recta final del partido, la remontada es posible. Será importante el planteamiento del partido que haga Pep. Hoy sorprendió al quitar a Ibrahimovic para poner a Abidal cuando perdía 3-1. Algo por lo que ‘matarían’ a cualquier técnico del mundo. Por ahora el técnico azulgrana tiene bula. En San Siro, Mou dio una lección a Guardiola. Ahora le toca al catalán responder en la vuelta.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts