Lunes, 5 diciembre, 2016

Guillermo Amor – Intenso derbi
Guillermo Amor – Intenso derbi

Guillermo Amor – Intenso derbi

Si hay alguien que conoce lo que representa y simboliza jugar un Barça-Espanyol, el famoso derbi, son todos aquellos que han formado parte, que han sido integrantes del fútbol base de cualquiera de los dos equipos. La rivalidad en estas categorías puede incluso superar a la de los profesionales. El Espanyol, durante muchos años y de la mano de José Manuel Casanova, consiguió unos resultados excelentes. Tanto el Barça como el Espanyol trabajan la cantera a conciencia y son dos de las mejores en el panorama nacional e internacional. En esas categorías, se compite y se quiere ganar, pero siempre por uno mismo, para ser campeón, sin intención de fastidiar a nadie.

El Barça, semana sí y semana también, se lleva todos los elogios. Esta vez, los míos van a ser para el Espanyol, por su actuación en el último derbi.

El Real Madrid confiaba en el Espanyol, normal cuando no dependes de ti mismo. El Espanyol confiaba en sus posibilidades y en los buenos resultados cosechados en su nuevo estadio, arropados por su afición. Desde la caída de Sarrià y el gran nivel del Barça estos últimos años, daba la sensación de que esa rivalidad existía más fuera del terreno de juego que dentro.

Primer derbi en el Estadio Cornellà-El Prat, que sin duda devolvió y recuperó toda la esencia del clásico barcelonés.

Con el partido ya jugado, al día siguiente y muy de vez en cuando, me gusta releer la prensa del día anterior, los titulares, los comentarios y las declaraciones. Si en el campo el equipo blanquiazul controló el partido con una entrega digna de elogio, en los medios también acertaron. Su presidente, Daniel Sánchez Llibre decía que no perderían y su entrenador Pochettino, que jugarían con intensidad, pero no con agresividad. Así fue. También alguien comentaba que había que demostrar cuál era el mejor equipo de la ciudad… ejem… mejor no tener en cuenta este partido.

No fue el peor partido del Barça, perocreo que ganó un punto. El Espanyol jugó muy bien, pero también lo hizo contra el Sevilla y el Atlético de Madrid en casa, ganando ambos con un derroche y un trabajo muy parecidos al ofrecido contra el Barça. El Espanyol es de los equipos que más dificultades ha creado al Barça. Es difícil ver a éste sin controlar la situación y sin crear ocasiones. Dos ex barcelonistas, como Verdú y Baena, con muchos juegos de posición mamados, defendieron a su actual equipo como auténticos profesionales. Me alegro que estén jugando en Primera, como todos aquellos que sin poder hacerlo en el Barça lo consiguieron en otros equipos.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts