Lunes, 5 diciembre, 2016

Acabaremos con la prepotencia culé
Acabaremos con la prepotencia culé

Acabaremos con la prepotencia culé

“Recuerda que eres mortal y la gloria pasajera”. Esto se lo decían a los generales romanos que volvían victoriosos en su paseo triunfal, y es lo que hemos aprendido los madridistas, acostumbrados a tantas y tantas victorias y triunfos a lo largo de nuestra historia; pero es algo que un equipo pequeño y de provincias como el Barcelona, lejos de la grandeza y de la majestuosidad del Real Madrid, no puede aprender, ni siquiera saber.
El ejemplo más claro de su pequeñez y provincianismo está en la celebración de la victoria en el clásico en el centro del campo al final del partido, estaban contentos por vencer en el campo del mejor equipo del mundo, y así, como un equipo pequeño, saltaban de alegría, o quizás celebraban la Liga, si es así demostraron una prepotencia absoluta, y una falta de respeto total.
Pero no ha sido sólo el equipo. Tras el partido la prensa nacionalculé demuestra su verdadera faz y proclama a los cuatro vientos el triunfo en Liga y en Champions, demostrando que su discurso de humildad no era más que un cuento, como algunos denunciábamos.
Ejemplos de lo que afirmo lo encontramos en esta misma publicación en los artículos de Víctor Lozano y mi amigo Xavi Mir, representantes de la prensa provinciana adscrita al Movimiento nacionalculé, y que son una muestra clara y fehaciente de la prepotencia y falta de respeto al Madrid que estoy comentando.
Lo que de verdad les molesta es que no nos hayamos rendido y que estemos hablando de remontada y de ganar la Liga. Esto no entra en sus mentes, acostumbradas como están al victimísmo y al complejo de inferioridad. Si hubiera ganado el Madrid hubieran bajado los brazos y entregado la Liga.
El Madrid, sin embargo, no da un título por perdido, hasta que no lo esté matemáticamente, y es por ello que ponemos en marcha de nuevo “La Cofradía del Clavo Ardiendo”, que tan buenos resultados nos dio en el pasado, y que nos llevará de nuevo a conquistar el título de Liga.
No es la España de pandereta, amigo Xavi, es el Madrid , es su grandeza y su historia, es el grito de guerra al que se engancha la Legión de madridistas que hay por el mundo en pos de un objetivo: conseguir la Liga y acabar con el cuento culé, y eso es algo que ni entendéis ni comprendéis, porque os falta la grandeza y la universalidad del REAL MADRID. Lo siento, no pasáis de ser un equipo de provincias.
El Bernabéu lo veréis el año que viene, cuando pongamos las cosas en su sitio, así que Víctor, ponte delante del televisor, porque será desde donde veas la final de Champions.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts