Martes, 6 diciembre, 2016

JM Casanovas – Esto no es fútbol, esto es puro arte
JM Casanovas – Esto no es fútbol, esto es puro arte

JM Casanovas – Esto no es fútbol, esto es puro arte

FUTBOL DE 5 ESTRELLAS. Espectáculo y del bueno el que vimos anoche en el Camp Nou. Una primera parte de ensueño, jugando como los ángeles, disfrutando como niños, transmitiendo un entusiasmo contagioso, con un fútbol de fantasía, de alta escuela. Es como si los propios jugadores hubiesen decidido darse un homenaje, se les veía felices y seguros de que la victoria caería por su propio peso. Hubo media hora de cine, para enseñar en las escuelas, como si fuera un gran spot publicitario. El Barça jugaba como si el marcador no fuera lo más importante. Metieron un gol pero merecieron cinco. Una gozada. La superioridad sobre el Depor fue aplastante, el dominio total. Lo hacen tan fácil que parece que no tenga mérito. Todo lo contrario. Mientras unos tenían el balón y se recreaban con toques mágicos, los otros corrían tras la pelota conscientes de que estaban condenados a sufrir y perder.

SAN PEDRO BENDITO. Seguro que en el descanso Guardiola les recordó que se estaban jugando la Liga, que lo hacían muy bonito pero que era necesario asegurar el marcador para evitarse sorpresas desagradables. No era cuestión de jugar con fuego. Pues bien, una vez más Pedro fue quien sacó las castañas del fuego cuando los gallegos parecía que se iban arriba. La jugada la inicio Valdés con un balón en profundidad sobre la carrera de Alves, Aranzubia despejó con los pies como pudo y el rechace lo agarró San Pedro bendito desde cuarenta y cinco metros y sin pensárselo dos veces empalmó un disparo que fue el gol de la tranquilidad. Un golazo, tan meritorio o más que el del Bernabéu. El canario está que se sale, lucha como un jabato, corre los cinco mil metros en cada partido y mantiene un olfato de gol sensacional. Es el descubrimiento del año, la confirmación de un gran jugador de equipo. Otra apuesta ganadora de Guardiola.

OTRA FINAL SUPERADA. Dos detalles importantes que merecen destacarse. El Camp Nou registró una gran entrada, 76.000 espectadores en un día laborable a las diez de la noche dice mucho de la afición barcelonista, que está volcada con su equipo. Y la razón es bien comprensible: los hombres de Guardiola nunca fallan, salieron muy enchufados y con la mentalidad de que estaban jugando otra final. Este es el camino, van a por la victoria desde el primer minuto, como si tuvieran enfrente al Madrid. Jugando así el título no se les escapará, seguro. De momento los blancos ya están a seis puntos, viendo cómo San Pedro bendito inspira al Barça.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts