Sábado, 10 diciembre, 2016

Cristiano tiene cuentas pendientes con el Almería
Cristiano tiene cuentas pendientes con el Almería

Cristiano tiene cuentas pendientes con el Almería

Enfadado. No fue a felicitar a Benzema

El portugués se enfadó tanto cuando falló el penalti que ni siquiera celebró con sus compañeros el inmediato gol de Benzema, que aprovechó el rechace que dejó Alves en el penalti para firmar el 3-2. El Madrid daba la vuelta al marcador después de ir perdiendo 1-2 en la segunda mitad, pero Cristiano sólo estaba preocupado por el penalti errado. Incluso, varios jugadores blancos fueron a dar ánimos al delantero después de felicitar a Benzema. El nueve del Real Madrid estaba abatido porque, como dijo Valdano, vive las cosas “con mucho sentido de la responsabilidad individual”. La decepción de Cristiano era evidente.

Penalti provocado y fallado. Diego Alves se lo paró

Cristiano Ronaldo estaba protagonizando un buen partido hasta el minuto 80, justo cuando provocó un penalti que él mismo se encargó de lanzar. El resultado era de empate a dos y el futbolista portugués había dado la asistencia del primer gol a Sergio Ramos. Todo el Almería protestó el penalti señalado por Estrada Fernández (en la primera parte no pitó uno más claro de Chico a Cristiano). Diego Alves ganó la partida al portugués y le detuvo el lanzamiento tirándose a la derecha. Se trataba del segundo penalti que tiraba Cristiano Ronaldo en la Liga española (antes había acertado en la primera jornada ante el Deportivo). El nueve del Real Madrid jugaba su segundo partido de Liga después de la lesión de tobillo que le mantuvo 52 días apartado de los terrenos de juego y estaba ansioso por marcar. Diego Alves fue su pesadilla en aquel partido porque le hizo varias paradas (una a magnífico tiro libre).

Expulsión. Dio una patada a Ortiz

El nueve reaccionó a un manotazo con el puño cerrado que le soltó Ortiz cerca del cuello dándole una patada en el minuto 88. El árbitro le expulsó al mostrarle la segunda tarjeta amarilla. Era su primera expulsión en España. Ángel y demonio. El futbolista comentó tras el partido: “Soy humano y me equivoco. Pido perdón a la afición y a mis compañeros”. Vivió su peor noche desde que llegó a Madrid.

Tanto de rabia. Sí celebró su gol

Cristiano liberó la rabia acumulada en el minuto 84, cuando marcó el 4-2. El portugués se reencontró con el gol 66 días después de su lesión. Aprovechó el pase de Higuaín desde la banda derecha para batir a placer a Diego Alves. El portugués se fue al banderín de córner y festejó su gol quitándose la camiseta. El árbitro le mostró tarjeta amarilla por la celebración.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts