Sábado, 3 diciembre, 2016

El Madrid, incapaz de dar la talla ante los grandes
El Madrid, incapaz de dar la talla ante los grandes

El Madrid, incapaz de dar la talla ante los grandes

Los números del Real Madrid en el campeonato liguero podrían hablar de un equipo campeón, en lo que se refiere a puntos y a goles a favor. Pero a la hora de la verdad, los blancos no han dado la talla en los partidos importantes, en los encuentros donde se deciden los títulos.

El 4 de octubre de 2009 llegó el primer examen serio de la temporada para el Real Madrid y, con él, también el primer fiasco de la campaña. El Sevilla barrió por completo a un Madrid que se vio desbordado en todo momento y que echó mucho en falta la pegada arriba del lesionado Cristiano Ronaldo.

El 21 de octubre llegaba el compromiso más serio en la fase de grupos de la Champions ante el Milan en el Bernabéu. Un equipo plagado de veteranos sonrojó a un pésimo Madrid, que mostró su imagen más desagradable. Fue un equipo sin continuidad en el juego, al que le faltó concentración, ritmo e intensidad en sus acciones.

Tampoco le fueron bien las cosas a los blancos al mes siguiente. El juego mejoró en la vuelta en San Siro (3 noviembre), aunque no el resultado (1-1) y la visita a Barcelona (29 noviembre) se saldó con derrota (1-0). El Madrid fue de más a menos en el choque del Camp Nou y ni siquiera fue capaz de sacar provecho de la inferioridad numérica durante prácticamente toda la segunda parte tras la expulsión de Busquets. Una genialidad de Ibrahimovic decantó el triunfo azulgrana.

A comienzos de año (16 enero) llegó la tercera derrota liguera, esta vez en Bilbao (1-0). El gol tempranero de Llorente y un inspirado Iraizoz tumbaron a los blancos.

Desastre ante el Lyon
Llegaba febrero y el esperado compromiso ante el Olympique. En Gerland el Madrid estuvo impotente y apagado. El Lyon fue superior en todo momento, porque en el campo ocurrió lo que a buen seguro tenían diseñado: no encajar ningún gol, y matar a la contra (1-0).

La vuelta, en el Bernabéu, a primeros de marzo, resultó un auténtico fiasco (1-1). No sirvió el tempranero gol de Ronaldo y en una pésima segunda parte quedaba apeado de Europa en los octavos de final por sexta temporada consecutiva.

Tras la nueva exhibición del Barcelona (0-2) al Madrid ya no le queda otro remedio que esperar un tropiezo azulgrana, algo muy improbable, para no calificar de fracaso la temporada.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts